VIRALES
10/09/2019 18:19 CEST | Actualizado 10/09/2019 18:23 CEST

El amargo recibimiento de Susanna Griso a Jesús Mariñas en 'Espejo Público': "¿Has recordado..."?

El popular periodista vuelve a Antena 3.

Espejo Publico
Jesus Mariñas y Susanna Griso

El nuevo Espejo Público de Susanna Griso en Antena 3 ha llegado con nuevas incorporaciones. En la sección del corazón, Griso ha incorporado al periodista Jesús Mariñas, y la bienvenida no ha podido ser más tensa. 

″¿Cuánto hace que no nos vemos?”, ha empezado diciendo Griso. 

Mariñas ha respondido que en una fiesta de hace dos o tres años. “No te pierdes una”, ha replicado la presentadora. El conocido reportero del corazón ha explicado que su máxima es “estar en los sitios” para luego poder “defender o criticar” lo que allí sucede. 

“Hablando de ataques, has recordado por qué era poco amable y poco simpática”, ha preguntado Griso, adjuntando un titular de Jesús Mariñas referida a ella. 

“Fue una reacción que tuve después de algo que podías haberme provocado. Soy muy visceral, igual tenía que escribir esa tarde y lo escribí”, ha replicado Mariñas. 

Ahondando un poco en la historia, Griso ha desvelado que los hechos se remontan a 2013, cuando Mariñas, en palabras de la presentadora, “abandonó” Espejo Público

“No me fui, me echaron. Me despidieron. No deformemos la realidad”, ha respondido Mariñas. “Y recalaste en la competencia”, ha afirmado después Griso. 

Y ahí ha salido la razón de las palabras de Mariñas: “A mí me molestó que no me llamaras por teléfono para preguntarme qué había pasado. Yo creo que esa es la verdad”. 

“Te aseguro que todo esto lo estoy pensando sobre la marcha. Pero yo recuerdo que tú en aquel momento jugabas a dos bandas: estabas en Espejo Público y también hacías colaboraciones en una cadena de la competencia. Llegado el momento desde esta casa te hicieron elegir... pero es verdad que yo no te llamé. Puede ser”, ha reconocido finalmente Griso. 

“Pues esa fue la causa de mi reacción”, ha sentenciado Mariñas. Vaya bienvenida...

ESPACIO ECO