VIRALES
05/05/2020 18:55 CEST | Actualizado 07/05/2020 09:33 CEST

El duro artículo de 'The Guardian' sobre algunos políticos españoles: "Usan el virus como garrote"

"Mientras los políticos en otros países buscan el consenso", dice el diario británico.

Getty Images
Casado y Abascal

El diario británico The Guardianha publicado este martes un artículo en el que analiza la situación de España y en el que subraya que, mientras los políticos en otros países buscan el consenso, aquí la oposición utiliza el virus como garrote.

El periódico explica que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, va a pedir una nueva prórroga del estado de alarma, pero anticipa que no lo va a tener fácil.

En este sentido, destaca que en un momento en que los partidos de la oposición de otras partes de Europa se están uniendo, los adversarios de Sánchez están usando el virus como un garrote o una porra.

En esa misma línea, The Guardian recuerda que el lunes, “el líder del conservador Partido Popular (PP)” anunció que se sentía incapaz de apoyar otra extensión de dos semanas de la situación de emergencia .

El diario explica que Pablo Casado dijo que las medidas de crisis, inicialmente diseñadas para contener la enfermedad y prevenir el colapso de las unidades de cuidados intensivos del país, ya no eran necesarias en un momento en que a las personas se les permitía de nuevo salir al aire libre.

“Santiago Abascal, líder del partido de extrema derecha Vox, también se niega a apoyar una extensión y ha comparado a Sánchez con un cirujano que mata a personas sanas en su mesa de operaciones”, se lee en el artículo, que también destaca la oposición de ERC a la extensión del estado de alarma.

“Mientras tanto, algunos políticos catalanes separatistas han sugerido que habría habido menos muertes de Covid-19 en una Cataluña independiente”, destaca The Guardian, que también explica que el gobierno solo necesita una mayoría simple: más votos a favor que en contra.

“Mucho dependerá de si los 88 parlamentarios del PP se abstienen de votar, en cuyo caso se aprobará la extensión, o si votan no, en cuyo caso Sánchez tendrá que contar con el respaldo de partidos más pequeños para aumentar los 155 votos de la coalición gobierno”, señala el texto, que también destaca la fiesta que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, montó en Ifema.

“Es posible que Sánchez y su gabinete estén mirando con envidia a través de la frontera con Portugal, donde otro gobierno minoritario socialista reconoce que el apoyo de los partidos de la oposición le ha ayudado a luchar contra Covid-19”, dice The Guardian.

Photo gallery Lo que hizo Pablo Casado del 3 al 8 de marzo See Gallery