NOTICIAS
10/02/2021 16:03 CET

El artista detrás del proyecto de las banderas de Madrid explica qué pretendía realmente

"El arte tiene que hacer preguntas y revolver para bien o para mal".

EFE
Un edificio con banderas de España.

Una noticia reinó este lunes por encima del resto: el Ayuntamiento de Madrid ha destinado 12.750 euros para un proyecto artístico que pretende crear una obra con 150 banderas de España que han estado colgadas de los balcones. A quien entregue su enseña, se le dará una nueva.

Detrás de esta iniciativa llamada Bandera a Bandera, que se presentó a una ayuda en 2019, está Mario Gutiérrez Cru, un artista de 41 años que quiere ahondar en la bandera y en todo lo que la rodea. Su finalidad, desde luego, no es la de renovar estos símbolos de 150 balcones de la capital. 

“Justamente había un cambio de gobierno y me pareció pertinente presentar el proyecto, porque era el momento adecuado para poner en cuestión el tema de la bandera, que es muy utilizada por los partidos políticos para poder criticarse unos a otros”, reflexiona el autor, que pretende exponerlo en un futuro, aunque no tiene nada fijado de momento. 

De las 150 banderas que ha comprado, todas rojigualdas tanto con como sin escudo, ha repartido 24, aunque en los últimos días ha recibido más de 300 correos pidiéndole una nueva. “Estoy preguntando qué es para ellos la bandera, qué significa. También es en cierto modo una investigación para poner sobre la mesa la simbología que tiene para las personas”, explica Gutiérrez, que no adquirió republicanas ya que prácticamente todas las que están colgadas son las oficiales. 

Con las que reciba no tiene intención de hacer nada más allá de exponerlas, porque esa es la idea fundamental: “El proyecto que presenté era para mostrarlas tal cual, conocer el estado de la nación en este momento. Hablamos de patriotismo y de que estoy muy orgulloso de tener una bandera en el balcón, así que voy a mostrar como está ahora mismo España. No voy a alterar nada de lo que me den, hay que respetar el estado porque muchas tienen una historia”.

Mario Gutiérrez
Imagen de una bandera decolorida que ha recibido.

A la convocatoria del 2019, justo tras la salida de Manuela Carmena y llegada de José Luis Martínez-Almeida, se presentaron unos 300 proyectos. Él decidió enviar un texto muy ambiguo que jugó a su favor: “Ahora yo creo que sería más complicado, pero es cierto que en ningún modo me decanto de un lado ni de otro. El arte tiene que hacer preguntas y revolver para bien o para mal”.

Su obra fue seleccionada tras ser valorada por un jurado profesional y no político, así que zanja completamente que le haya contratado el consistorio madrileño.

“Lo eligió un jurado externo al mundo de la política compuesto por comisarios de museos, críticos de arte, etc. No son políticos y me seleccionaron, así que es falso es que el Ayuntamiento haya pagado a un particular o a un artista para encargarle un proyecto para poner más banderas en Madrid, es un bulo absurdo y absoluto”, sentencia. 

Además, también detalla ante las críticas que haya podido recibir que él no va a cobrar nada de esta beca, ya que el importe se lo tiene que gastar y presentar los justificantes. Con los 12.750 euros, lo que ha hecho hasta el momento, enumera, es comprar las banderas, hacer campañas de publicidad, contratar un fotógrafo, una azafata para ir repartiéndolas casa por casa o un abogado para que le hiciera un contrato legal para hacer el intercambio, abrir una página web, o construir los soportes de la exposición. 

“Es una gran cortina de humo para no hablar de la corrupción”

Gutiérrez no tiene muy claro la razón por la que ha salido todo esto a la luz año y medio después. Reconoce que en los últimos meses ha hecho una campaña de publicidad más incisiva, pero cree que puede haber algo más.

“Imagino que de cierto modo esto ha llegado al Gobierno de izquierdas y, supuestamente, ha protestado contra el despilfarro real que está haciendo el Gobierno de derechas en Madrid con el uso de la bandera”, intenta imaginar. “Igual ha servido también para tapar otras noticias de corrupción que tienen los políticos. Es una gran cortina de humo para no hablar de Bárcenas, de la Ley Mordaza, de la corrupción de la izquierda y de la derecha”, añade.

El protagonista confiesa que le han tachado de facha, de irresponsable o de haber conseguido engañar a la izquierda. “Yo solo quería poner en cuestión toda esta idea del uso y desuso de los símbolos”, reitera.

Mario Gutiérrez
Mario Gutiérrez sosteniendo una bandera negra en el festival Abierto de Acción en Cartagena.

Incluso han llegado a realizar una campaña de Change.org contra su proyecto que se llama Menos banderas y más enfermeras. “No permitamos que las banderas, sean las que sean, se utilicen para tapar las vergüenzas y los trapos sucios. El que quiera banderas que se las pague”, dicen la página de la iniciativa.

Gutiérrez asegura que ha firmado esa campaña, junto a más de 3.000 personas, porque está totalmente a favor de lo público: “Tiene que ser defendido y se tiene que poner todo el dinero posible en cuidarnos. Si alguien tiene que criticar que se ponga menos dinero en banderas y más en sanidad o cultura, educación lo defiendo”. 

Además, pide perdón al resto de artistas por si les puede afectar a la hora de adjudicar ayudas o si estas se pueden reducir. “Espero que la gente no tome represalias con ellas porque son insuficientes para el mundo de la cultura, estamos en un estado terrible”, afirma el creador, que dice que la pandemia ha empeorado una situación que ya era bastante precaria.

“Se ha cancelado cualquier tipo de relación del público con la cultura y defiendo lo público y las ayudas a la cultura. Para el Ministerio, las comunidades o los ayuntamientos se creen que con darnos difusión nos vamos a hacer ricos cuando prácticamente muy poca gente de los artistas que están trabajando pueden vivir de esto. El resto tienen que trabajar de otras cosas”, concluye Gutiérrez. 

Photo gallery Madrid iza una bandera gigante en honor de las víctimas del Covid See Gallery