INTERNACIONAL
10/12/2019 21:07 CET

El autor de la masacre en un hospital checo creía que iba a morir y nadie le quería curar

Se trata de un ingeniero de 42 años que, tras escapar, ha sido encontrado en su coche con un tiro en la cabeza

El descontento con los servicios médicos podría estar detrás de la masacre perpetrada este martes por un individuo en un hospital de Ostrava, en el noreste de la República Checa, informa Euronews. Seis personas han muerto y dos resultaron gravemente heridas tras ser tiroteadas a primera horas de la mañana mientras aguardaban en la sala de espera.

Iwona Marusikova, una testigo que estaba en el centro médico, explica: “Trabajo en la unidad de sangre. Fue terrible, todavía estoy conmocinada, es muy triste. Ni siquiera puedo hablar de ello, es horrible”.

El autor de los disparos huyó de la escena del crimen, pero se suicidó más tarde, mientras era buscado por las fuerzas del orden. Según la prensa local, eraun ingeniero de construcción de 42 años, natural de la ciudad de Opava, llevaba un tiempo de baja médica, creía que iba a morir y nadie quería curarlo. Fue localizado en el interior de su coche, un Renault Laguna plateado, con un disparo en la cabeza. 

“Cuando la policía llegó al lugar”, explica el ministro checo de Interior, “aún estaba vivo, pero sucumbió a sus heridas después de media hora de reanimación. El autor de este horrible acto está muerto”, explicaba el ministro checo de Interior, Jan Hamacek, quien no aclara aún los motivos del ataque. 

Se trata del peor tiroteo de este tipo que se vive en la República Checa, donde la legislación sobre la posesión de armas es más permisiva que en la mayoría de sus socios de la Unión Europea.

Los hechos

El suceso ocurrió poco después de las 07.00 (la misma hora en la España peninsular) en la sala de espera del Departamento de Traumatología del Hospital Facultativo de Ostrava, en el noreste del país centroeuropeo, cuando un hombre sin tenencia legal de armas abrió fuego a corta distancia contra las personas que esperaban en el centro sanitario.

Uno de los heridos se encuentra en estado grave en la UCI y otros dos han sido operados y están fuera de peligro, confirmaron fuentes de los servicios de socorro de Ostrava.

Cientos de personas, entre pacientes y personal del hospital, fueron evacuados, mientras que la actividad en los centros universitarios adyacentes quedó interrumpida.

La República Checa registró una matanza similar hace cuatro años, cuando ocho personas murieron en un tiroteo en un restaurante de la localidad checa de Uhersky Brod, en el este del país.

Photo gallery Tiroteo mortal en un hospital de la República Checa See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO