VIRALES
08/08/2019 16:05 CEST

El aviso de la OCU sobre las pulseras repelentes de mosquitos

Atento.

GTRES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha advertido este jueves de la ineficacia de algunos productos contra los mosquitos como las pulseras repelentes o los aparatos de ultrasonidos y de que la efectividad de las lociones repelentes depende del principio activo y su concentración.

En un comunicado, la OCU indica que si bien el repelente impregnado en las pulseras desorientan a los mosquitos, la superficie de este producto es “escasa” con lo que limita su radio de acción “a poco más de cuatro centímetros”.

“Por lo tanto, el tipo de repelente que lleven es indiferente”, concluye la organización, que cita a varios estudios, entre los que se encuentra uno que realizó en 2015 a partir del análisis a tres pulseras repelentes con aceites esenciales “sin constatar ningún resultado digno de mención”.

En cuanto a los aparatos ultrasonidos, que son dispositivos electrónicos, señala que “se supone que imitan el batir de las alas del mosquito macho”, lo que ahuyentaría a las hembras ya inseminadas que son las que pican, sin embargo la OCU subraya que no es así.

Sobre este producto, recuerda un trabajo en el que revisaron diez estudios de campo sobre estos dispositivos, que concluyó que carecían de efectividad y “desde entonces y hasta ahora no ha surgido ninguna evidencia a favor”.

La organización de consumidores recuerda que las lociones repelentes que se aplican en la piel, que se comercializan en forma de espray, barra o gel, no repelen a los mosquitos, sino que ‘más bien los confunden’, es decir, que una vez que estos insectos han localizado a la persona y se acerca, bloquean sus receptores olfativos haciendo a ésta ‘prácticamente invisible’.

Si bien los efectos están demostrados “por mucho estudios”, prosigue la OCU, su eficacia depende del principio activo y su concentración, de forma que el DEET (N,N-dietil-m-toluamida) y la Icaridina son los más eficaces respectivamente, seguidos del Citriodiol o PMD.

El IR 3535 (Butilacetilaminopropionato de etilo), y los aceites esenciales (geraniol, aceite de lavandin, lavanda) “son los menos eficaces, también son los menos tóxicos”, abunda la organización.

La OCU recomienda esperar 30 minutos antes de aplicar el repelente si previamente se ha utilizado protector solar, y no aplicarlo nunca en las manos de los más pequeños, ya que podrían llevárselo a la boca o a los ojos.

En cuanto a los insecticidas presentes en aerosoles y en enchufes de recarga -con líquidos o pastillas-, la organización afirma que no ahuyentan a los mosquitos, sino que los matan y según algunos estudios, en poco menos de cinco minutos.

Sobre éstos, la OCU aconseja no abusar, ya que a largo plazo sus principios activos (las piretrinas), podrían resultar tóxicos.