ECONOMÍA
14/02/2020 11:15 CET | Actualizado 14/02/2020 15:31 CET

El campo vuelve a protestar contra los bajos precios de sus productos en origen

Las principales marchas se han desarrollado en Valencia, Lleida, Córdoba u Oviedo.

EFE
Tractorada convocada por las organizaciones agrarias Asaja, COAG y UPA en la localidad cordobesa de Adamuz.

“Por favor, Pedro, ayúdanos o perecemos”. Los agricultores y ganaderos han vuelto este viernes a retomar las protestas por los bajos precios que tienen sus productos -dentro de la cadena alimentaria-, con varias tractoradas y marchas que se han desarrollado en Valencia, Lleida, Córdoba u Oviedo.  

Las nuevas movilizaciones de los trabajadores del sector primario coinciden con dos encuentros de miembros del Ejecutivo para abordar su problema: por un lado, el ministro de Agricultura, Luis Planas, se reúne con representantes de Mercadona, líder de la distribución, para tratar prácticas muy cuestionadas por los agricultores, como la venta a pérdidas -por debajo del precio de producción- o las ofertas de productos reclamo.  

Por otro lado, la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, se ha visto las caras junto al vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, con los sindicatos agrarios de Andalucía y Extremadura.

Del encuentro ha salido el compromiso del Gobierno de rebajar de 35 a 20 el número de peonadas necesarias para acceder al subsidio agrario, una medida con carácter “coyuntural” y que ha vinculado a la dificultad de los jornaleros para poder recibir estas ayudas debido a la caída de la carga de trabajo por los temporales de los últimos meses. 

Fuentes del ministerio han recordado que este tipo de medidas ya se aprobaron en el pasado por factores atmosféricos, y han incidido en que el sistema de peonadas necesita además ser “reformado a medio plazo”.

Dos terceras partes de todos los temporeros agrícolas de España se concentran entre Extremadura y Andalucía, según fuentes oficiales.

Desde Trabajo han precisado que la aprobación de esta rebaja de las peonadas para facilitar que los jornaleros accedan a estas ayudas se producirá en breve, mientras analiza qué otras medidas a adoptar para resolver la crisis de precios que afecta al campo.

Situación “asfixiante y desesperada” 

La protesta más importante de este viernes se ha producido en Valencia, donde varios miles de agricultores (10.000 según los organizadores, 3.500 según las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad) y alrededor de 400 tractores han colapsado el tráfico del centro de Valencia con una multitudinaria protesta bajo el lema “Prou d’enganyar als agricultors” (Basta ya de engañar a los agricultores), convocada por Asaja, La Unió de Llauradors y UPA.

Las marchas pretenden denunciar la situación “asfixiante y desesperada” de la agricultura y la ganadería, urgiendo a las administraciones a mover ficha por el futuro del campo y la España vaciada, con medidas a corto, medio y largo plazo.   

“Nos jugamos mucho. Estamos cansados de palabras y queremos compromisos ya”, ha reivindicado el presidente de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja), Cristóbal Aguado.

La marcha, en la que han participado cargos públicos del PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos y Unides Podem, se ha visto obligada a adelantar la cabecera debido a la gran afluencia de manifestantes.

La mayoría de los asistentes han sido pequeños propietarios, algunos con cruces adornadas con naranjas y crespones, y pancartas con lemas como “La agricultura se va a la sepultura” o “Hemos perdido todo, hasta el miedo”.

 

“Una situación límite”

El secretario general de La Unió de Llauradors y Ramaders, Carlos Peris, ha destacado ´que la “multitudinaria” protesta responde a que han llegado a “una situación límite. No somos capaces de tener un ingreso de nuestras explotaciones porque toda la cadena de valor se centra en grandes suministradores y los grandes supermercados están acaparando ese valor”.

El secretario regional de UPA, Ricardo Bayo, ha asegurado que en los últimos 25 años han ido “de mal en peor y no se ha subido ni un céntimo” el valor de los productos agrarios, mientras gastos como la luz, el gas, los fertilizantes o el agua “han subido. Queremos precios justos para nuestro producto. Para ello hay que cambiar la ley de la cadena alimentaria, prohibir la venta a pérdidas y las prácticas abusivas”.

La protesta ha contado además con la presencia de representantes valencianos de los distintos partidos políticos. Todos han expresado su solidaridad con el campo y han pedido medidas para resolver la actual situación.

Medidas urgentes tras las pérdidas millonarias 

Mientras tanto, la tractorada en Lleida se ha dirigido hacia el centro de la capital en cinco columnas (Torrefarrera, Albesa, Corbins, AP-2/Avenida Madrid y Puente Viejo), exigiendo medidas urgentes tras perder, según sus cifras, 60 millones de euros en la pasada campaña. 

En la localidad cordobesa de Lucena, los productores olivareros se han concentrado en defensa de su producto, el aceite de oliva, que es uno de los más usados por las distribuidoras como oferta reclamo.

Una tractorada ha provocado el corte total de la carretera A-45, desde el kilómetro 40, en Aguilar de la Frontera, hasta el kilómetro 62 en Lucena, en dirección a Málaga.

Precios en niveles de hace 30 años 

Varios cientos de ganaderos y agricultores se han concentrado este viernes en el Paseo de Los Álamos de Oviedo para pedir unos precios dignos que garanticen la supervivencia del medio rural, alegando que el precio de sus productos está en los mismos niveles que hace 20 o 30 años mientras que los costes de producción se han disparado. 

Los sindicatos COAG, ASAJA y UCA, convocantes de la manifestación, han alertado de la importancia de defender el medio rural asturiano, necesario para frenar la despoblación, producir alimentos saludables y cuidar del territorio.

Bajo su punto de vista, la sociedad está “despertando” y dándose cuenta por primera vez de la situación que atraviesa el sector agrario, el cual defenderán “con uñas y dientes”.

Para ello, han instado a las instituciones regionales y al Gobierno central a abandonar la demagogia y a poner en marcha medidas efectivas para defender el medio rural.

APRENDE A USAR TU DINERO