NOTICIAS
23/04/2021 19:18 CEST

‘El caníbal de Ventas’, uno de los casos más atroces de la historia de España

Esto es lo que se sabe del joven que mató a su madre y se la comió después de trocearla.

EFE
'El caníbal de Ventas' durante la sesión del juicio

El caso de ‘El caníbal de Ventas’ está considerado como uno de los crímenes más aterradores de la historia de España. Su protagonista, Alberto Sánchez Gómez, un joven de 26 años, está acusado de estrangular a su madre hasta matarla y descuartizar su cuerpo para comérselo poco a poco, y deshacerse así del cadáver.

Los hechos se remontan al año 2019, aunque no se conoce la fecha exacta. Las calificaciones iniciales de la Fiscalía, a las que ha tenido acceso El HuffPost, estiman que los hechos podrían haberse producido entre el 27 de enero y el 21 de febrero de ese año.

El escrito del Ministerio Público recoge que el joven vivía con su madre en el barrio de las Ventas de Madrid y entre esas fechas se produjo un enfrentamiento verbal entre ambos. Alberto se dirigió hacia ella y sujetándola fuertemente por el cuello, presionó hasta estrangularla, causando su muerte por asfixia. Posteriormente, trasladó el cadáver hasta el dormitorio, lo colocó sobre la cama y lo descuartizó con el fin de hacerlo desaparecer. Para llevar a cabo esta tarea, el joven utilizó una sierra de carpintero y dos cuchillos, detalla el informe.

El acusado guardó los restos del cuerpo en recipientes de plástico repartidos por la vivienda y en el interior de la nevera y se fue alimentando de ellos en ciertas ocasiones durante 15 días aproximadamente. Otros restos fueron depositados en la basura dentro de bolsas de plástico.

Perfil psiquiátrico de ‘El caníbal de ventas’

El suceso consternó a la sociedad española por su crueldad y para los expertos tampoco fue un caso más. Javier Urra, doctor en Psicología, Ciencias de la Salud y psicólogo Forense de la Fiscalía detalla, en declaraciones a El HuffPost, lo que opina del perfil psiquiátrico de este joven.

Este experto baraja dos opciones: una psicosis de tipo orgánico por “consumo masivo y continuado de drogas” o, simplemente, “maldad y crueldad”.

Con respecto a la primera hipótesis, explica que, por lo que ha podido conocer del caso, era un joven que ya violentaba mucho a su madre, ejercía violencia filio-parental o violencia ascendente, es decir, que “por droga u otros intereses, no la quería o no la respetaba”.

En cuanto a la “maldad y crueldad”, detalla que puede ser traducido en que el acusado nunca se ha llevado bien con su madre ni la ha querido y eso le llevaba a maltratarla y, en última instancia, matarla.

A partir de este punto, según este experto, ‘El caníbal de Ventas’ siente dificultad para desprenderse del cuerpo y entra en “una fantasía” de deshacerse de ella “troceándola, cortándola, tirando las vísceras, alimentándose de algo y echándoselas al perro. Ese desprecio final, ese desprecio máximo es la distancia afectiva mayor”, añade, ya que quiere deshacerse del cadáver “desde él mismo, comiéndosela”.

Y abre una última posibilidad, que ambas hipótesis estén relacionadas, es decir, “hay maldad y crueldad, pero también hay atisbos de enfermedad mental”.

De cara a la vista oral, señala que podría ser interesarte lo que digan otros testigos sobre su perfil anterior a los hechos, lo que podría “dar una pista del individuo ante el que estás” También destaca que su perfil en redes sociales puede ser “interesante” para conocerle más en profundidad y saber qué transmitía, qué decía, qué fotografías se hacía así mismo, “cuánto tiene de hedonista, cuánto tiene de narcisista”.

Urra concluye afirmando que dentro de la criminología de España es “de los casos más atroces, yo nunca he visto nada de este tipo y espero no encontrármelo”.

La policía descubre el horror

El caso salió a la luz gracias a la denuncia interpuesta por una amiga de la víctima, quien se dirigió a la comisaría para alertar a los agentes de que hacía un mes que no veía a la mujer. Por este motivo, las fuerzas de seguridad decidieron dirigirse al domicilio de Alberto para indagar en los hechos.

Tras personarse en la vivienda, el acusado les abrió la puerta y les confirmó que su madre había fallecido y que el cadáver se encontraba en la casa. Los agentes pudieron comprobar la escabrosa escena que el joven había llevado a cabo. Además, él mismo les confesó que se estaba comiendo el cuerpo y le daba algún trozo al perro.

A partir de ese momento, ‘El caníbal de Ventas’ ha permanecido en la prisión de Alcalá Meco de Madrid desde el 23 de febrero de 2019 hasta la celebración del juicio, que se inició el lunes con la formación del jurado y se ha desarrollado durante toda la semana, con las declaraciones del acusado, peritos policiales

La Fiscalía pide 15 años y 5 meses de cárcel para el acusado como presunto autor de los delitos de homicidio con agravante de parentesco y profanación del cadáver y reclama que indemnice en 90.000 euros a su hermano.

Durante su declaración en el juicio, que tuvo lugar el pasado martes, Alberto reconoció que suele escuchar voces extrañas de conocidos e incluso de famosos, y afirmó estar oyéndolas en la sala de la vista oral.

Unas voces que, según relató el acusado, escucha desde que tiene 15 años, época en la que sufría una incontinencia urinaria y sus amigos se reían de él, y se agravaron cuando pasó una temporada como estudiante Erasmus en Grecia y consumió drogas.

Además, relató que, en la época en la que supuestamente mató a su madre, escuchaba mensajes ocultos en la televisión y voces que le decían “mata a tu madre. Te voy a descuartizar”.

TERRITORIO PARADORES