NOTICIAS
27/08/2019 16:48 CEST

El caos de Metro de Madrid: más de 100 quejas por día en agosto

Se multiplica el número de reclamaciones por el mal servicio del suburbano madrileño.

TWITTER BEITTABLUEYES

“Este verano no se han hecho las cosas bien”. Ignacio Aguado ha reconocido una obviedad: el Metro de Madrid no funciona correctamente. Lo hizo este lunes en una visita, su primera desde que juró el cargo de vicepresidente de la Comunidad de Madrid, a un centro de gestión de dicho servicio. Allí acudió junto al anterior presidente y actual consejero de Transporte, Ángel Garrido. Para ambos, “Metro es una prioridad”.

Garrido dirigió la Comunidad entre mayo de 2018 y abril de 2019, entonces desde el Partido Popular, y ya en ese periodo el suburbano arrastraba problemas. El País los ha repasado en esta pieza sobre los fallos del Metro en la región.

Pero esas incidencias se han disparado en los últimos meses. Como cita el mismo diario, las quejas por aglomeraciones y largas esperas en Metro doblan a las de todo 2018: si el año pasado se pusieron 4.400 reclamaciones por estos motivos, hasta el 18 de agosto ha habido 9.756. Sin contar las protestas vía redes sociales, que llevarían el número hasta cantidades inmensamente superiores. Y en esos 18 primeros días de agosto, casi 2.000 quejas; más de 100 por día.

Los motivos son varios: el descenso en el número de coches en servicio por las vacaciones (pese al aumento del número de turistas), el aumento de los tiempos de espera y la temperatura a bordo de los vagones. 

En las horas punta del mes veraniego por excelencia, las esperas han superado los 10 minutos. El País da datos: un viernes de un mes normal en hora punta se pueden programar hasta 324 trenes. A las 14:00 del viernes 16 de agosto, la compañía tenía previsto que circularan 212. Y ese día solo circularon 121 trenes, según las tablas de frecuencia de Metro.

Nada importa, o eso parece, que los horarios los regule el Consorcio de Transportes de la Comunidad. Pese a los repetidos incumplimiento, jamás ha amonestado a Metro.

Y el calor desde dentro. Con aglomeraciones o sin ellas, algunos trenes han registrado temperaturas de hasta 32ºC en pleno verano.

Mucho por corregir para que Aguado pueda, como hizo este lunes, volver a defender su compromiso de que “el Metro de Madrid siga siendo uno de los mejores del mundo”.

 

 

ESPACIO ECO