El cardenal Omella estudiará colaborar en la investigación sobre los abusos a menores del Defensor del Pueblo

Víctimas de abusos le han trasladado su rechazo a la investigación del despacho Cremades por ser una firma legal del Opus Dei.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.
El presidente de la Conferencia Episcopal Española, el cardenal y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella.
Europa Press

Víctimas de la asociación Infancia Robada han pedido al cardenal arzobispo de Barcelona y presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Juan José Omella, durante una reunión este jueves en la sede de la CEE, que colaboren con el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, en su investigación sobre los abusos sexuales a menores en el seno de la Iglesia católica, y han mostrado su rechazo a la auditoría encargada por los obispos al despacho de abogados Cremades & Calvo-Sotelo.

La reunión, en la que han participado 15 víctimas de Infancia Robada, ha comenzado a las 16:30 horas y se ha prolongado durante tres horas y media. Omella les ha recibido con un saludo en la entrada de la Conferencia Episcopal y, al término de la reunión se ha despedido agradeciendo mucho la “confianza” con la que han hablado y la “escucha”.

En declaraciones a los medios tras la reunión, Ana Cuevas, miembro de la Asociación Infancia Robada, ha contado que, durante el encuentro, han instado al presidente de los obispos españoles a “dar un paso al frente” con “responsabilidad y eficacia”, siguiendo las indicaciones del Papa Francisco, “abriendo los archivos” de la Iglesia y aportando “toda la información necesaria para depurar responsabilidades”.

Asimismo, ha dicho que le han llamado a colaborar con la investigación encargada desde el Congreso al Defensor del Pueblo y, según la asociación, Omella se ha comprometido a estudiarlo.

“Lo va a estudiar, lo va a hablar también con el Papa y estamos un poco a la espera. Le hemos pedido que colabore con el Defensor del Pueblo porque para nosotros es la figura en la que realmente confiamos”, ha subrayado la portavoz de la Asociación Infancia Robada.

Según ha precisado Cuevas, ven en la figura del Defensor el “modelo adecuado” para realizar la investigación de los abusos “neutral, exhaustiva, transparente” y “con expertos”.

Si bien, le han trasladado al cardenal que no pueden “reconocer
la autoridad del despacho de Cremades” debido a que el presidente de la firma legal pertenece al Opus Dei. “Hay intereses contrapuestos”, ha subrayado.

Entre las peticiones, desde la asociación también le han solicitado “verdad, justicia, acompañamiento, una condena rotunda sin paliativos pidiendo perdón públicamente y sin excusas avalado por todos los miembros de la Conferencia Episcopal y los jerarcas de todas las prelaturas, terapias de por vida, ayudas para acceder al mercado laboral e indemnizaciones por incapacidad laboral”.

Según ha asegurado, Omella les ha dicho que “lo va a estudiar” y tienen confianza en que esta reunión marque “un antes y un después”. Del cardenal Omella han destacado que es “una persona cercana, que empatiza realmente con estas causas” y se han sentido “escuchados”.