INTERNACIONAL
07/12/2020 09:56 CET

El chavismo afianza su poder en las elecciones parlamentarias, pero pierde credibilidad

La renovación de la Asamblea Nacional implica la entrada de nombres fuertes del equipo de Maduro y la salida de Guaidó, líder de la oposición, que no ha participado.

El chavismo ganó sin sorpresas los comicios parlamentarios celebrados este domingo en Venezuela, marcados por la alta abstención y el llamamiento al boicot que hiciera el sector de la oposición que respalda al líder Juan Guaidó, y afianzó su poder, aunque también perdió credibilidad, tanto frente a la comunidad internacional como entre la izquierda del país con la que otrora formó alianza.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), un ente al que los opositores venezolanos acusan de presunta parcialidad con el Gobierno de Nicolás Maduro, anunció pasadas las 01.30 horas locales de este lunes (cinco horas más en la España peninsular) que el chavismo obtuvo el 67,6 % de los votos emitidos, unos 3.558.320.

La coalición Alternativa Democrática, que agrupa a partidos opositores que acudieron a las elecciones después de que el Tribunal Supremo de Justicia les designara nuevas juntas directivas, se hizo con 944.665 votos, el 17.95 % de los contados hasta ahora.

Este es el primer boletín oficial, emitido después del recuento del 82,35 % de las papeletas, mientras que el dato oficial de participación se ubicó en el 31 %.

“Hemos tenido una tremenda victoria electoral”, dijo el presidente Nicolás Maduro tras el primer reporte, aunque no se conoce todavía el número exacto de escaños que ganó el Gran Polo Patriótico, la plataforma de partidos que le respalda.

Las figuras del régimen, al Parlamento

Los resultados electorales establecen, además, que figuras del oficialismo, como Diosdado Cabello, la primera dama Cilia Flores, María León, el presentador de televisión Mario Silva y el expresidente del Parlamento Jesús Soto lograron un puesto en la Cámara.

Con este panorama, el chavismo retoma el control del poder Legislativo, el órgano que sirvió a los opositores para lanzar su ofensiva contra la Administración de Nicolás Maduro, un exchófer de autobús de 58 años que gobierna la nación sudamericana desde 2013.

“Tenemos muchísimas razones para estar contentos”, declaró Cabello durante una reunión del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) al celebrar los resultados.

El triunfo, a la vez, agrega el Parlamento al poder que mantiene el chavismo en Venezuela: controla 19 de las 23 gobernaciones, manda en 305 de las 335 alcaldías, tiene 227 de los 251 diputados de las asambleas legislativas regionales.

Además, casi 9 de cada 10 concejales, que deliberan en los parlamentos municipales, responden a las directrices del chavismo. 

Cuestionadas

Pero al tiempo que gana más poder, el chavismo pierde más legitimidad interna y externa, algo que viene ocurriendo desde 2017 cuando se instaló en el país caribeño la Asamblea Nacional Constituyente, un ente que no reconocen la oposición y parte de la comunidad internacional.

El Gobierno colombiano reiteró que no reconocerá los resultados de los comicios, que considera “fraudulentos” y promovidos por un “régimen ilegítimo”.

Se esperan pronunciamientos de Estados Unidos y la Unión Europea en la misma línea.

En la jornada electoral, Guaidó reiteró que no reconoce las elecciones, que calificó como fraudulentas, y alertó que las diferencias políticas entre el chavismo y la oposición se ahondarán tras los comicios.

“La crisis, lamentablemente, solo se va a profundizar”, expresó el opositor en un vídeo difundido en su cuenta de Twitter.

Guaidó, un diputado por el costero estado de La Guaira, cercano a Caracas, proclamó un gobierno interino a finales de enero de 2019, en base a la interpretación que hizo de varios artículos de la Constitución y amparado en su cargo como jefe del Parlamento, el único órgano que controla la oposición.

Entonces, fue reconocido de manera inmediata por Estados Unidos y varios países de la región, un respaldo que semanas más adelante se elevó al medio centenar.

Pero, tras el boicot al que llamó en las elecciones parlamentarias de este domingo, Guaidó perderá su condición de jefe del poder Legislativo a partir del próximo 5 de enero, cuando se instalen los diputados electos esta jornada.

Seguirá como presidente

En el mismo mensaje, Guaidó adelantó que se acogerá al principio de continuidad constitucional para mantener sus funciones como presidente interino.

“No nos vamos a detener, nos mantendremos firmes y en funciones para cumplir con nuestro mandato constitucional (...), la legítima Asamblea Nacional (AN, Parlamento), yo, como presidente encargado, seguiremos aquí juntos, con ustedes”, indicó.

Pero el dos veces candidato a la presidencia de Venezuela, Henrique Capriles, pidió replantear la estrategia opositora “y abrir caminos de la mano de todos los sectores” del país.

El opositor, que ha criticado en otras oportunidades las decisiones del actual líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, señaló que “la respuesta de los sectores democráticos” a los comicios no “puede ser el monitoreo de un fracaso que”, manifestó, “sabíamos que ocurriría”.

Tampoco pueden ser “llamados a una movilización sin soluciones tangibles”, agregó al tiempo que insistió en que las elecciones realizadas este domingo fueron “un proceso para los intereses del PSUV (la principal organización chavista)”, pues hubo “poca o nula participación”.

80% de abstención

La oposición liderada por Guaidó sostuvo, por su parte, que la abstención superó el 80 % y celebró que los ciudadanos dejaran los centros “vacíos”. Sin embargo, el reporte opositor llegó poco después de las 18.00 horas, hora estipulada para el cierre de los centros electorales y aún para ese momento no todos los colegios se encontraban cerrados.

El CNE había informado casi en paralelo que extendía por una hora, o el tiempo que fuese necesario, las operaciones de los centros que registraban filas.

Concretamente, la hora de cierre de todos los centros nunca se conoció.

Asimismo, EFE pudo constatar que pasadas las 17:00 horas locales, en seis centros ubicados en los municipios capitalinos de Libertador, Chacao y Sucre, no había votantes en filas.

Pese a esto, el chavismo se ha hecho con la mayoría en el Parlamento y comenzará a ejercer como tal el próximo 5 de enero, cuando debe instalarse la nueva directiva de la Cámara.

Como dato de comparación, en los comicios legislativos de 2015, que ganó de forma contundente la oposición, el CNE reportó una participación de 74,25 %.

Photo gallery Guaidó se autoproclama presidente de Venezuela See Gallery

NUEVOS TIEMPOS