POLÍTICA
10/07/2019 12:35 CEST | Actualizado 10/07/2019 14:38 CEST

Un 26,4% de los españoles prefiere un Gobierno del PSOE en el que figure Podemos frente a un 20,2% de Sánchez en solitario

Un Gobierno de coalición que integre al menos a PSOE y Podemos es la alternativa preferida por los españoles, según el último barómetro del CIS

EFE

Como ya viene siendo habitual en los últimos meses, el CIS es un completo lío. Según se puede extraer de los datos —y tras echarle no poca paciencia—, puede concluirse que los españoles prefieren como fórmula de Gobierno una coalición formada al menos por el PSOE y Unidas Podemos.

Eso queda claro, pero llegan las trampas, porque el barómetro disgrega en función de los otros partidos necesarios para que la investidura y el Gobierno puedan salir adelante. Hay una opción, con el apoyo bien de partidos no independentistas y las abstenciones necesarias, que respalda el 15,8%. La segunda posibilidad, que el apoyo lo den formaciones independentistas, cuenta con el beneplácito del 10,8%.

En cualquier caso, y pese a lo evidente de las dificultades políticas que se derivan de ambas opciones, el porcentaje que resulta de la suma de los ciudadanos que prefieren un gobierno socialista en el que entre el partido de Pablo Iglesias es mayor que el de los que prefieren un gobierno en solitario del PSOE con apoyos puntuales de otros partidos (20,2%).

Esta es la compleja lectura que se extrae del sondeo postelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) publicado este miércoles sobre las elecciones generales del 28-A.

La encuesta, elaborada con 5.943 entrevistas entre el 10 y el 25 de mayo, se realizó cuando ya se habían iniciado los primeros contactos de Sánchez con el resto de partidos para buscar apoyos a su investidura, pero aún no se habían celebrado las elecciones autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo ni el escenario político mostraba un bloqueo evidente como el actual.

Por otro lado, un Gobierno del PSOE y Ciudadanos es la fórmula de coalición más citada por los encuestados (16,1%). Aunque inviable desde el punto de vista aritmético, otro 10,1% de los encuestados prefiere un Ejecutivo liderado por la derecha, con PP, Ciudadanos, Vox y otros partidos. Además, un 2,2% de los encuestados afirma que prefiere un Gobierno del PSOE con el apoyo de Coalición Canaria, Compromís, el Partido Regionalista Cántabro y que pueda ser formado gracias a la abstención de PP y Ciudadanos, lo que sumado al 20,2% de partidarios de un Ejecutivo de Sánchez en solitario sumaría un 22,4% de ciudadanos que prefieren una fórmula de Gobierno del PSOE sin Podemos.

Hay más datos que se extraen de este nuevo CIS: un 27% de los votantes que dudaron entre ir o no a las urnas admite que decidió hacerlo para evitar que ganasen los partidos de derechas, frente a solo un 6% que acudió al colegio electoral para evitar un triunfo de la izquierda.

Y entre quienes admiten a quién votaron el 28 de abril, la mayoría, el 68,6%, asegura que lo hizo por convicción frente a un 18,4% que dijo tener ciertas dudas o un 6,3 que apostó por el “mal menor”.

Es abrumadora la mayoría de votantes que subraya que habría apostado por el mismo partido o coalición si hubiera sabido los resultados de antemano: un 84,1%.

Solo un 3,5% decidió a quién votaba el mismo día de las elecciones generales.

Por contra, según el CIS, más de la mitad de los que acudieron a las urnas, el 51,7%, asegura que tenía decidido su voto antes del inicio de la campaña, frente a un 11,8% que lo decidió al final de la campaña, en los días previos a las elecciones, o un 7,6% que lo hizo antes de que la campaña comenzara.

Un 18,3% de los que votó dudó entre varios partidos y coaliciones.

Y entre quienes dudaron, el 21,5 % lo hizo entre PSOE y Unidas Podemos, el 14,6% entre PP y Ciudadanos, el 12% entre PSOE y Ciudadanos, el 5,1% entre PP y Vox y el 4,4% entre socialistas y populares.

Influencia de Cataluña

Por otro lado, solo el 24% admitió que Cataluña influyó en su voto, frente a un 74,8% para quien no lo hizo.

Además, en el análisis de la campaña, el 19,4% de los encuestados creen que Pablo Iglesias fue el vencedor de los debates electorales, frente a un 10,7 que considera que fue Sánchez, un 9,3% que vio ganador a Albert Rivera y solo un 3,1% que se decanta por Pablo Casado.

Los debates, en cualquier caso, sólo cambiaron el voto del 7,1% de los votos frente al 92,7% que se mantuvo en la misma posición.

El PP se llevó en campaña la peor impresión de los votantes, porque un 31,3% considera que fue el partido que empleó más agresividad e insultos, seguido de Ciudadanos (20,3) y Vox (14,1).

Por debajo quedan quienes creen que el más agresivo fue el PSOE (5,2%) o Podemos (5,1). 

 

En un anterior sondeo publicado a finales de mayo en el que ya se preguntaba por las opciones de Gobierno, casi la mitad de los españoles, un 45,2 %, aseguró que prefería un Gobierno de coalición entre varios partidos y, de ellos, un 34,1 % apostaba por un Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos con el apoyo de partidos no independentistas.

Del total de encuestados, la coalición de Gobierno preferida sería la del PSOE y Unidas Podemos con apoyo de partidos no independentistas, apoyada por un 16,2 % de los españoles, seguida de un 11,7 % que abogaba por un Ejecutivo del PSOE y Cs.

Solo un 7,7 % defendía un gabinete con socialistas, Podemos e independentistas, mientras que un exiguo 2,9 % prefería un Gobierno del PP, Cs, Vox y 5,8 % de los españoles pensaba que deberían repetirse las elecciones.

Por su parte, el último barómetro del CIS con intención de voto, publicado el pasado 3 de julio, certificaba la subida del apoyo al PSOE desde las elecciones, que ya se acercaría al 40 %, lo que situaría a los socialistas muy cerca de la mayoría absoluta en el Parlamento y a gran distancia de Ciudadanos, segunda fuerza con el 15,8 %.

Aunque la encuesta no hacía proyección de escaños, el porcentaje de respaldo que atribuía al PSOE es casi idéntico al que logró en octubre de 1989, con Felipe González como candidato, cuando con el 39,6 % de los sufragios este partido obtuvo 175 diputados, uno por debajo de la mayoría absoluta.

Photo gallery Pedro Sánchez, en la Cumbre tras las elecciones Europeas See Gallery