El colectivo LGTBI ilumina con linternas las Cortes de Castilla y León tras el rechazo de PP y Vox

"Queremos unas Cortes en color, no en blanco y negro", han reivindicado.
Concentración en la sede de la Junta de Castilla y León.
Concentración en la sede de la Junta de Castilla y León.
NACHO GALLEGOEFE

La decisión del presidente de las Cortes de Castilla y León, Carlos Pollán, de no iluminar el parlamento regional con la bandera LGTBI con motivo del Día del Orgullo ha llevado a la Fundación Triángulo a convocar una concentración para iluminar el edificio con linternas.

Cerca de 200 personas han participado esta noche en una concentración convocada por Fundación Triángulo Castilla y León para iluminar con linternas la sede de las Cortes autonómicas, en la capital vallisoletana, con motivo de la celebración del Día LGTBI.

Fundación Triángulo ha decidido llevar a cabo esta convocatoria para iluminar la sede de las Cortes después de que el presidente del Parlamento autonómico, Carlos Pollán, no autorizase a iluminar el edificio con los colores de la bandera LGTBI como se ha hecho en años anteriores.

Según la versión del colectivo, desde la Presidencia de las Cortes les argumentaron la decisión de no iluminar la fachada en el hecho de que el colectivo LGTBI no se encuentra entre los colectivos “desfavorecidos y vulnerables en la sociedad actual”, que es lo que motivaría la iluminación de la sede del Parlamento autonómico.

“Muchos de los colectivos que nos han solicitado y solicitan la iluminación de nuestro edificio suelen hacerlo con el objetivo de que les otorguemos visibilidad puesto que padecen algún tipo de enfermedad o emergencia o son considerados como vulnerables en nuestra sociedad del bienestar”, argumentó el presidente de las Cortes, que añadió: “Sin embargo, el colectivo de personas a quienes ustedes dicen representar, afortunadamente, no se encuentra bajo las anteriores circunstancias”.

En su respuesta a la petición de Fundación Triángulo, Pollán ha explicado las iluminaciones de la sede tienen como objetivo “visibilizar causas de los más desfavorecidos y vulnerables de la sociedad actual” y que el colectivo a quien representa la Fundación “afortunadamente, no se encuentran bajo las anteriores circunstancias”.

La presidenta de la Fundación Triángulo, Yolanda Rodríguez, cree que la negativa del Parlamento autonómico para no iluminar el edificio es “la LGBTIfobia”, lo cual ha motivado la convocatoria reivindicativa a la que ha invitado a asistir a toda la ciudadanía con linternas.

La bandera ondea como rebeldía del PSOE

La bandera arcoíris ondea en las Cortes, pero no en su fachada principal ni junto a las demás enseñas oficiales, sino desde las ventanas de los despachos del Grupo Socialista, que protestan de esta forma contra la decisión de la Cámara, presidida por Vox, de no iluminar la fachada del edificio con los colores arcoíris como sí ocurrió en la legislatura pasada.

Casi 50 metros de bandera arcoíris colocados por el propio portavoz de los socialistas en la Cámara y líder del partido en la Comunidad, Luis Tudanca, que en una rueda de prensa anterior a la colocación a la enseña ha manifestado que los socialistas “no se plegarán ante el fascismo ni ante los ataques al colectivo LGTBI”.

Según han explicado a Efe fuentes del partido, la colocación de esa bandera en las ventanas de sus despachos no contraviene ninguna norma del Parlamento ni incurre en ninguna ilegalidad, y para ello se han amparado en una reciente sentencia del TSJ de Aragón en la que se avalaba la colocación de la enseña LGTBI en el Ayuntamiento de Zaragoza.

Asimismo, el Grupo Socialista ha llenado banderas LGTBI los pasillos de su cuarta planta, en los que, en la parte de Vox -comparten planta- se pueden ver los carteles electorales de la formación con Santiago Abascal y el ahora vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, a la cabeza.