POLÍTICA
25/03/2020 08:17 CET

El Congreso debate y vota medidas económicas inéditas y ampliar el estado de alarma por el coronavirus

La ministra Calviño defenderá la movilización de recursos por valor de 200.000 millones de euros, el 20% del PIB.

EFE
Imagen de archivo de la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, en el Congreso de los Diputados.

El Pleno del Congreso convalida este miércoles los decretos leyes aprobados por el Gobierno que contemplan medidas económicas inéditas en la historia de la democracia para ayudar a empresas, trabajadores y ciudadanos a enfrentar la emergencia económica y social provocada por la crisis del COVID-19.

La vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, defenderá la movilización de recursos por valor de 200.000 millones de euros, el 20% del PIB. El Ejecutivo ha aprobado este martes un primer tramo de 20.000 millones de euros de garantías públicas para empresas que atraviesan dificultades.

Asimismo, Calviño defenderá la suspensión de los desahucios y moratorias en el pago de las hipotecas o la agilización de los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

También se abordará una prestación extraordinaria para los autónomos que cesen la actividad o tengan pérdidas severas y una línea de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 400 millones de euros para sectores muy afectados (como el turismo).

Asimismo, se ampliarán las bonificaciones a la Seguridad Social para contratos fijos discontinuos que se realicen entre febrero y junio vinculados al turismo.

Los aplazamientos de deudas tributarias con la administración o la prohibición de cortar los suministros de electricidad, agua y gas a los consumidores vulnerables forman parte de estos primeros paquetes de medidas económicas vinculadas al estado de alarma, cuya prorroga, hasta el 11 de abril, también se convalidará.

Semana “muy difícil”

El Pleno del Congreso se enmarca en una semana “muy difícil” ya que el Ejecutivo prevé que se puede llegar al pico de contagios.

La sesión empezará a las 15.00 horas y solo asistirán los diputados intervinientes, por lo que el voto será telemático.

Está previsto que todos los decretos leyes que hacen frente al coronavirus salgan adelante con el apoyo mayoritario de PSOE, PP, Unidas Podemos, PNV, Ciudadanos, Más País o partidos como Compromís, Coalición Canaria y Nueva Canarias, UPN, Foro Asturias o Teruel Existe.

De momento, ERC es previsible que se abstenga si no se incluyen medidas que reclama como el “confinamiento generalizado” y tampoco se ha desvelado el voto definitivo de JxCAT, BNG, EH Bildu o la CUP.

No obstante, los partidos de la oposición urgirán nuevas medidas para hacer frente a los alquileres, a los colectivos que se han quedado fuera en estas iniciativas a la relajación de la regla de gasto o de ámbito fiscal.

Derogación del 52.d del Estatuto de los Trabajadores

El Pleno del Congreso se prevé largo. El primer debate será la convalidación del decreto ley que deroga el despido objetivo por faltas de asistencia al trabajo establecido en el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores.

Este que fue uno de los últimos decretos aprobados por el Consejo de Ministros antes de la crisis del coronavirus y será defendido por la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, que argumentará -según han indicado a EFE fuentes del ministerio- que es más necesario que nunca eliminar ahora la norma que permitía el despido por acumular bajas médicas en un determinado periodo de tiempo.

La disposición ya iba a agotar el plazo constitucional de 30 días fijado para su ratificación o derogación por el Parlamento.

Tras este debate se abre el del decreto ley por el que se adoptan determinadas medidas urgentes para paliar la caída sostenida de precios percibidos por los agricultores que ha conducido a una situación de crisis sin precedentes del sector agrario.

Decretos contra el coronavirus

A continuación se debatirán de forma acumulada los tres decretos leyes aprobados ante la emergencia sanitaria provocada por la expansión del coronavirus: el del 10, 12 y 17 de marzo.

El primero prorroga cuatro años adicionales la suspensión de los lanzamientos para deudores vulnerables, amplía el concepto de este colectivo de forma que además de los desempleados, familias con algún miembro con discapacidad, en situación de dependencia o mayores de 60 años, se incluya como beneficiario a familias monoparentales con un solo hijo.

El segundo decreto incluye el primer paquete de medidas excepcionales en el ámbito económico para mitigar el impacto por el COVID-19 que permite movilizar hasta 18.225 millones de euros durante este año y apoya a las empresas afectadas, en particular en el sector turístico y pymes.

Y el tercero moviliza 200.000 millones de euros con medidas para familias, trabajadores, autónomos y empresas con el objetivo de relanzar la economía en cuanto la emergencia sanitaria quede atrás.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST