ECONOMÍA
27/01/2020 19:42 CET

El coronavirus llega al sector del lujo

El 35% de las ventas mundiales de los productos entre caros y carísimos se realizan en China que, tras la crisis de Hong Kong, reciben ahora un mazazo importante.

El sector del lujo está en alerta. El coronavirus ha llegado en el peor momento a las empresas del lujo, justo cuando se celebra el inicio del Año Nuevo Chino, que en 2020 se corresponde con el año de la rata. Con más de 1.100 millones de habitantes y 400 millones de millonarios, la China comunista supone el principal mercado mundial dentro del sector del lujo.

El 35% de las ventas mundiales de los productos entre caros y carísimos se realizan en China que, tras la crisis de Hong Kong, reciben ahora un mazazo importante. Según la consultora Bain & Company, el 90% del crecimiento mundial de las ventas de los productos de lujo se produjeron en este país: de cada 100, 90 se llevaron a cabo en China. De ahí el temor y la importancia del sector al coronavirus. El que más de 30 millones de personas no puedan salir de la “zona cero” del contagio y las restricciones de los viajes dentro del país tendrán un impacto directo en las ventas.

Agencia EFE

El primer efecto lo hemos visto en las cotizaciones en bolsa durante los días en los que se ha conocido la epidemia. Las acciones del líder de la industria LVMH, además del resto de conglomerados empresariales de marcas de lujo como  Richemont, Burberry y Kering, bajaron entre un 1.9 % y un 3% en la primera semana. Estas compañías han perdido 15.000 millones de dólares en capitalización bursátil según los datos de Reuters.

Las marcas más expuestas a la crisis del coronavirus son Moncler, que obtuvo el 43% de sus ingresos de Asia en 2018, y Salvatore Ferragamo que tiene en la región de Asia Pacífico su principal mercado —supone un 38%— y cuyos ingresos totales han caído algo más de un 2%.

El que más de 30 millones de personas no puedan salir de la “zona cero” del contagio y las restricciones de los viajes dentro del país tendrán un impacto directo en las ventas.

Para China, la semana del inicio del Año Nuevo Lunar es la más importante en lo que a turismo y compras se refieren. Millones de chinos se desplazan de vacaciones a las zonas de playa y todos celebran en sus ciudades la llegada del nuevo año.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST