ECONOMÍA
24/02/2020 13:19 CET

El coronavirus también desata el pánico en el mundo del lujo italiano

La facturación total para el sector en China representa el 5% del producto interior bruto.

GETTY IMAGES
Giorgio Armani en Hong Kong

Mientras esperamos los primeros resultados de ventas en China continental, el pánico ha llegado a las multinacionales. No se libra nadie: desde las aerolíneas hasta los hoteles de lujo, pasando por Macao, el paraíso de las compras y los casinos, todos se están viendo afectados por la epidemia. China es uno de los principales mercados del sector del lujo mundial, y Hong Kong su estandarte.

En Italia están especialmente preocupados. La industria de la moda de este país espera que los ingresos caigan un 1,8% en el primer semestre de 2020 porque el brote de coronavirus afecta a las ventas. Por su parte, la joyera Pandora ha dado un paso más allá asegurando que “el negocio se ha parado”.

Carlo Capasa, director de la Cámara Nacional de la Moda Italiana (CNMI), anunciaba hace unas semanas que el brote de coronavirus provocaría que la facturación de la industria italiana cayera un 1,8% en los primeros seis meses del año, a la espera de ver la evolución de la epidemia, y sobre todo de la capacidad de recuperación de compra de los propios chinos.

Italia es, seguida de Francia, el segundo país con más ventas de artículos de lujo en China. La facturación total para el sector fue de 90 mil millones de euros el año pasado, alrededor del 5% del producto interno bruto de la tercera economía de la zona euro, según las cifras de CNMI.

Tata Motors, dueño de Jagua Land Rover, también ha anunciado peores resultados de lo previsto a causa del coronavirus. BMW también ha informado que retrasaba el regreso al trabajo de todos sus empleados en las plantas en China continental tras las vacaciones de Año Nuevo, y que los administrativos se reincorporarían desde sus casas con teletrabajo.

NUEVOS TIEMPOS