POLÍTICA
27/05/2019 01:54 CEST | Actualizado 27/05/2019 02:02 CEST

El cuatripartito no reeditará su gobierno; victoria insuficiente de Navarra Suma

El PSOE puede tener la llave de gobierno

EFE

La coalición Navarra Suma, encabezada por Javier Esparza, se ha impuesto con claridad en las elecciones en la Comunidad Foral de Navarra. Sin embargo, su victoria no significa que vaya a gobernar, pues la llave podría pasar por el PSOE -segunda fuerza de la noche-. 

Lo que resulta evidente de la noche es que el actual gobierno cuatripartito de Geroa Bai, Podemos, EH Bildu e Izquierda-Ezkerra encabezado por Uxue Barcos no podrá volver a darse. La duda es qué ocurrirá a partir de ahora.

Navarra Suma -plataforma integrada por Unión del Pueblo Navarro, Partido Popular y Ciudadanos- ha llegado a los 19 escaños de los 50 con que cuenta la cámara. Estos datos, comparados con los logrados por sus miembros en solitario ampliaría los resultados de 2015, cuando UPN+PP llegaron a 17 asientos (Ciudadanos no logró representación entonces).

Por detrás, el Partido Socialista Obrero Español de María Chivite se queda lejos de la victoria con sus 11 escaños, pero con todas las posibilidades de condicionar o lograr el gobernar si encuentra el apoyo, en la forma que sea, de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y Izquierda-Ezkerra.

Geroa Bai, tercera formación en votos y ediles, iguala sus registros de 2015 -9 asientos-, al igual que Bildu, que mantiene sus 8. Por detrás, Podemos baja notoriamente, de siete a dos y cierra la cámara IE, con un único escaño.

ESPACIO ECO