POLÍTICA
23/04/2020 17:11 CEST | Actualizado 23/04/2020 19:22 CEST

El curso "acabará en los plazos establecidos" y las universidades serán "flexibles" en la evaluación

El Gobierno ha recomendado la evaluación online y Castells ha señalado que aún hay cuestiones estudiándose.

Ningún alumno perderá el curso por el coronavirus. Igual que lo afirmó para los menores de edad Isabel Celaá, lo ha asegurado este jueves el ministro de Universidades, Manuel Castells, en su primera rueda de prensa en la Moncloa desde que se decretó el estado de alarma para transmitir un poco de tranquilidad a los universitarios. Entre otras cosas, ha recomendado, en la medida de lo posible, la evaluación online y continuada. 

La primera medida que han tomado en conjunto las universidades, es que “el curso acabará en los plazos establecidos en docencia y evaluación”. Una de las grandes preocupaciones de los estudiantes, ya que si el curso se alargaba, muchos de los alumnos que estudian fuera de su lugar de residencia tendrían que pagar más alquiler. 

Castells ha recordado que su ministerio es “para las universidades” : “En nuestro país las universidades son autónomas y las competencias de política universitaria están transferidas a las comunidades autónomas. 

“En los plazos y con calidad”

Castells también ha señalado que las agencias de evaluación garantizarán que lo que se hace es correcto en términos de enseñanza universitaria. “La prioridad es que este curso se acaba en los plazos y con calidad”, ha asegurado, “al mismo tiempo con la flexibilidad de adaptarse en lo que no se puede hacer como las prácticas”. 

“Hay que ser flexibles en la evaluación y para eso hay fórmulas como los exámenes online”, ha dicho. Respecto a los exámenes presenciales, no se ha atrevido a hacer una previsión, al no poder saber en qué situación estaremos en junio. “Los exámenes no podrían ser, en cualquier caso, los mismos de siempre”, ha dicho. El Gobierno recomienda, sin embargo, que se hagan online y que se consulte antes con los estudiantes. 

En esto ha incidido el ministro, llamando a las universidades a hablarlo con los estudiantes: “La universidad es de los alumnos”. Y ha puesto en valor la opinión de los alumnos, con los que también ha mantenido reuniones. 

La brecha digital es más pequeña entre universitarios

Otra de las grandes preocupaciones de los alumnos era la brecha digital y el acceso a internet en las familias más desfavorecidas. Castells ha explicado que, según los datos que le han dado los rectores, el número de alumnos sin acceso a educación online se cifra en un 2%. 

En este sentido, ha señalado que los centros están trabajando para dotar a estos alumnos de ordenadores y, coordinados con diferentes empresas que colaboran, también tarjetas de conexión a internet. 

¿Qué pasa con las prácticas?

El ministro de Universidades ha señalado ser consciente de que se necesita hacer algunas de las prácticas presenciales. En primer lugar, ha recomendado que si las prácticas no corresponden al último curso se pasen al siguiente.

Pero en caso de tener que estas prácticas sean esenciales para la graduación este curso, “las que se hayan realizado en gran parte, se pueden considerar —añadiendo una medida de evaluación online rápida—, como completadas”. 

¿Y la desmatriculación?

Una de las soluciones que planteaban los alumnos era la desmatriculación de aquellas asignaturas que crean que no se están impartiendo de manera adecuada telemáticamente. “Nosotros no pagamos por eso”, contaban algunos de ellos en un reportaje a El HuffPost.

Preguntado por esta cuestión, Castells ha admitido que él tiene una opinión personal sobre aquello, pero que no está seguro de que esto se pueda hacer, porque no sabe si los centros pueden costearlo. “Hay una comisión estudiándolo”, ha señalado. 

El ministro se ha posicionado a favor de rebajar las tasas universitarias y ha recordado que está en el programa del Gobierno. “Queremos que vuelvan a las que había antes de 2011 o 2012, cuando se hizo una reforma en el sistema que encareció las tasas”, ha dicho. Pero “si no se aprueban nuevos presupuestos no se puede hacer casi nada de lo prometido”. Además ha señalado que habrá que ver “en qué momento de catástrofe económica nos encontramos”: “La bajada del PIB repercutirá en todo lo demás”. 

Las becas... hay que hablarlas con Hacienda

En cuanto a las becas, se ha acordado con el ministerio de Educación mejorarlas, pero insiste que, como muchas otras cuestiones, aún se trabaja en ello y es necesario consultarlo con el ministerio de Hacienda. 

El ministro ha declarado ser consciente de que hay alumnos que se han dejado en el lugar de estudio ordenadores y apuntes y, además de darles el consejo de que nunca lo dejen, ha señalado que este viernes se reunirá telemáticamente con el ministro del Interior para trasladarle estos problemas. Lo que es seguro, ha señalado, es que habrá que adecuar las clases presenciales a las medidas de distanciamiento social del Gobierno. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery