El deporte que viene en 2022: más allá del Mundial de Catar y los Juegos de Pekín

El fútbol femenino afronta una cita clave en su consolidación, la Fórmula 1 se enfrenta a su revolución con Alonso y Sainz, la despedida de Valverde...
|
Ana Peleteiro vuela hacia el bronce en Tokio 2020
Ana Peleteiro vuela hacia el bronce en Tokio 2020
Christian Petersen via Getty Images

Nueva vida. 2022 se despierta entre zapatillas de running a estrenar e intenciones de vida sana como para colapsar los gimnasios de medio mundo. Pero, a mayores, el deporte español y mundial también tiene sus planes para el nuevo año. Y la agenda viene ‘cargadita’ de citas.

Todos los ojos apuntan a una fecha aún lejana: el Mundial de fútbol en Catar, entre noviembre y diciembre. Pero antes de esa cita, que mezcla competición, intereses y polémicas, se celebrará otra con ingredientes similares, los Juegos Olímpicos de Invierno en Pekín.

Detrás de ambos macroeventos se mueven los dos entes más fuertes del deporte global, la FIFA y el COI, que ahora andan a la gresca a cuenta del calendario. “Entre ambas hay un fuerte debate porque la FIFA ha lanzado el señuelo de celebrar el Mundial cada dos años, pero el COI ya ha levantado la mano para decir que qué pasa aquí, que dónde encajas los Juegos”, expone Paloma del Río.

Pero la voz olímpica de TVE amplía las miras del año que ya empieza. “Son los dos focos, pero hay más”, apunta antes de arrancarse a hablar de otro hito marcado en rojo, la Eurocopa femenina, que debe suponer un paso adelante en la igualdad en los campos de juego. 2022 es también el año en el que llega la esperada revolución en la F1 o el Mundial de atletismo, uno de los grandes hitos de cada ciclo bianual.

Pekín 2022

Los Juegos Olímpicos vuelven a la capital china 14 años después, esta vez en su modalidad de Invierno. Con un eco mediático indudablemente menor en España (no así en otros países), Pekín se enfrenta a un reto tan deportivo como político.

El anuncio de un boicot diplomático por parte de EEUU, Reino Unido y otras potencias, así como las dudas sobre la posición de la UE alejan la parte atlética del evento. El bloqueo no afectará a los deportistas, tampoco a los de estos países, pero sí supone la negativa a enviar representantes oficiales ante las “violaciones de derechos humanos” en China, como denuncia la administración de Biden.

“Un toque de atención al mundo”, como lo llama Mario Esteban, investigador del Real Instituto Elcano que recuerda solo en parte a lo vivido en los peores años de la Guerra Fría, cuando EEUU y entonces la URSS se sucedían los boicots en sus Juegos. Ocurrió en Moscú’80 y Los Angeles′84. “En aquellos casos el boicot era completo, también deportivo, ahora no llegará a tanto”, añade el experto.

Hablando solo de deporte, las opciones españoles se reducen sensiblemente en relación a los últimos JJOO, de Pyeongchang en 2018. Allí España sumó su tercera y cuarta medallas de toda su historia invernal, pero ninguno ha llegado a Pekín. Las retiradas del skater Regino Hernández y el patinador Javier Fernández frenan las aspiraciones de la delegación, que seguirá siendo escasa en cuanto a número. Para Pekín′22, las ilusiones pasan por Lucas Eguibar, campeón del mundo en snowboard cross en 2021 o Queralt Castellet, doble medallista mundial en halfpipe, si consolidan sus clasificaciones.

Catar 2022

De febrero a noviembre. Dejando a un lado las numerosas polémicas sobre homofobia institucional, corrupción en la concesión y maltrato sistemático a los trabajadores inmigrantes, se puede hablar de fútbol en un país “inventado”, como decía el recordado Luis Aragonés en una visita a Catar en 2011.

La fuerza de los petrodólares ha seducido a la FIFA hasta el punto de aceptar que el Mundial se celebre entre noviembre y diciembre ante la imposibilidad de hacerlo en su fecha veraniega por las condiciones climatológicas extremas del Golfo. Ningún problema para el máximo organismo rector del deporte de la pelota, que avala el parón de todas las competiciones poco después de comenzar la temporada en un calendario nunca visto en el fútbol moderno.

España estará. Con más sufrimiento del deseado, los de Luis Enrique certificaron su billete a Catar en la última jornada del clasificatorio. Ahora toca esperar los rivales, pero La Roja partirá como cabeza de serie, lo que a priori garantiza un grupo más asequible. A partir de ahí todo puede pasar.

Catar puede ser, si la lógica de la edad se cumple, el último mundial de iconos como Messi o Ronaldo. Ninguno ha tenido jamás la copa dorada entre sus manos y el invierno de 2022 será su baza definitiva. Hablar de favoritos es complejo a un año vista y con equipos como Alemania o Brasil en reconstrucción. De momento, España, semifinalista de la Eurocopa y subcampeona de la Nations League cuenta, que no es poco.

Eurocopa femenina

Mucho antes de que ruede el balón en el Golfo, lo hará en Inglaterra del 6 al 31 de julio, ventana del fútbol femenino, con la Eurocopa. Allí también acudirá España, con la flamante Balón de Oro Alexia Putellas y un equipo renovado capaz de aspirar a cotas altas.

Alexia Putellas recibe el Balón de Oro
Alexia Putellas recibe el Balón de Oro
Benoit Tessier via Reuters

Tras el impulso del Mundial de Francia en 2019 al balompié femenino y los avances en favor de la igualdad —el camino sigue siendo muy largo—, Inglaterra puede debe suponer otro punto de inflexión.

“Tiene que ser un espaldarazo para la competición femenina y merece que le demos importancia. Cuando se miran las audiencias del fútbol femenino ves que interesa. Evidentemente todo el mundo conoce al dedillo el masculino, la Primera, la Segunda, la regional... pero el femenino se sigue porque gusta este deporte. Pido paciencia para darle el valor que merece, porque es bello, técnico e interesante”, añade Paloma del Río.

El Mundial de la revolución en la F1, con Alonso y Sainz

“El plan”. Las dos palabras a la que se agarran Fernando Alonso, su equipo (Alpine) y su legión de fans tras los ‘brotes verdes’ vistos en su regreso a la máxima competición, podio incluido. 2022 será, o eso venden, el Mundial de la revolución. Si se cumplen los planes de la Federación Internacional de Automovilismo, ocurrirá el cambio de regulación más grande en décadas.

Los coches cambiarán casi por completo, exceptuando motores: su diseño, su aerodinámica, su filosofía... hasta se retoma el llamado ‘efecto suelo’ que posibilita rodar pegado a otro bólido para favorecer los adelantamientos.

Poco se puede saber hoy de cómo será la nueva F1, pero se espera una competición más abierta. La rivalidad Verstappen-Hamilton de 2021, los dos como únicos aspirantes reales a la victoria final, podría abrirse a un puñado de nombres más amplio. Y en esa revolución que todos esperan y casi todos desean, quieren reinar Fernando Alonso y Carlos Sainz, que ha acabado el año como el mejor de los ‘mortales’ tras Mercedes y Red Bull.

Mundial de atletismo

España tiene motivos para ilusionarse ante la cita de Eugene (EEUU). El verdadero deporte rey se cita entre el 15 y el 24 de julio en uno de los templos del atletismo internacional.

La generación que despuntó en Tokio 2020 liderada por Ana Peleteiro y seguida por Adrián Ben, Asier Martínez o Marta Pérez más el sobresaliente equipo de marcha, se enfrentará a la élite del deporte ya situada en los puestos altos. Se espera la presencia de los mejores en un evento que también sintió la pandemia.

La obligación de mover los Juegos a 2021 conllevó el desplazamiento de este mundial a 2022. Como anticipo habrá otro mundial, el de pista cubierta, también cambiado de calendario y de sede y que ahora será en Belgrado del 18 al 20 de marzo. Por si fuera poco, una tercera gran cita, el Europeo en Múnich, del 15 al 21 de agosto.

Y qué más: el adiós de Valverde, ‘hispanos’ y ‘guerreras’...

Valverde celebra una victoria en el Criterium del Dauphiné este año
Valverde celebra una victoria en el Criterium del Dauphiné este año
Bas Czerwinski via Getty Images

A modo de acontecimiento, 2022 supondrá la despedida, si no hay sorpresa, de una leyenda como Alejandro Valverde. El ciclista murciano promete bajarse de la bici a los 42 años después de haber conquistado un Mundial, una Vuelta a España más 12 etapas y seis podios, la Lieja-Bastogne-Lieja cuatro veces, la Flecha Valona cinco, el podio y victorias de etapa en Tour y Giro... así hasta 130 ocasiones con los brazos en alto. Una mezcla de hambre y talento que recibirá el cariño del público en su última campaña.

Más madera. Si se habla de fútbol no pueden obviarse la Champions League y LaLiga, que pese a ser anuales, se presentan especialmente intensas en la campaña 2022-2023. La incógnita de si el Barcelona podrá recomponerse, la evolución del mal momento de los equipos españoles... y con la sombra de la Superliga coleando.

Por equipos, el deporte lleva a estar pendiente del balonmano. Los ‘hispanos’ disputan el mundial en enero y las ‘guerreras’ el europeo en diciembre. También tocará mirar al Mundial de natación, con la incógnita de Mireia Belmonte, y el Mundial de baloncesto femenino, aunque sea sin la selección española por primera vez en años tras un ciclo maravilloso cerrado de forma abrupta en 2021.

Vienen muchas tardes —y alguna mañana— de sillón. Que no se diga que no avisamos.