VIRALES
03/11/2020 08:39 CET

El desolador testimonio de una enfermera de Asturias: "Está siendo horrible y nos quedamos sin camas"

El Principado pidió este lunes el confinamiento domiciliario al Gobierno, que fue rechazado.

OSCAR DEL POZO/AFP VIA GETTY IMAGES
Una sanitaria en la UCI del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, después de atender a un paciente de coronavirus el 14 de abril de 2020.

La presión en los hospitales debido al aumento de los pacientes con coronavirus de las últimas semanas está llevando al personal sanitario al límite de sus fuerzas.

Ese desgaste se ve reflejado perfectamente en la mayoría de centros hospitalarios de toda España. La Cadena SER ha publicado varios testimonios de enfermeras del Hospital Universitario Central de Asturias.

“Los que venís de noche agarraos los machos. Ha sido la peor mañana en muchísimos años que recuerdo. Todavía estoy en la UCI y es indescriptible de verdad. Acabamos de pronar a un señor según entró por la puerta, 48 años, de Jove (hospital gijonés)”, le dice la sanitaria a sus compañeros.

La profesional les explica que los pacientes vienen de tres en tres: “Está siendo horrible y nos quedamos sin camas. No sé qué cojones van a hacer. Hay cuatro pendientes para venir y esto es un puto caos chicas”.

Otra sanitaria también habla sin tapujos sobre la delicada situación en la que se encuentran: “Ni en la primera oleada estuve tantas horas con el EPI puesto. Entré a las 16:00, salí a las 19:00 porque ya me caía, volví a entrar a las 19:20 y acabo de salir a las 22:50. Con eso os resumo la tarde. Ha sido una tarde de mierda”. 

Entre las tareas que tuvo que hacer durante su turno, explica, se encuentran hacer todos los trasladados y recibir 10 ingresos, que prohibieron que se sacaran a los precovid. “Vino dirección de enfermería y lo paralizó porque nos llamó la supervisora a voces que los tenía por el pasillo”, detalla.

“Al final, recibimos cinco ingresos y me mandaron a una que me ayudara desde fuera porque era exagerado lo que sonaba el teléfono. Tengo la cara que creo que tengo hasta sangre en la frente. Fatal. A ver mañana qué me encuentro. Estaba el médico de UCI diciendo que mucho peor que la primera ola”, concluye.

Este lunes, Asturias se convirtió en la primera comunidad en demandar al Gobierno el confinamiento domiciliario durante 15 días para tratar de reducir los casos de coronavirus y los ingresos hospitalarios. Su presidente, Adrián Barbón, también decretó el cierre de toda actividad no esencial, aunque los centros escolares sí se mantendrán abiertos.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, desestimó de momento esta petición: “Las cosas no son de un día para otro. Cuando uno toma medidas se tarda entre 10 y 15 días en ver los resultados”.

“Por lo tanto, debemos tener un punto de templanza y saber esperar el tiempo necesario para poder ver los efectos de una medidas muy drásticas, y no entrar en una especie de competición para ver quién toma la medida más dura”, añadió el responsable sanitario.

Photo gallery Qué opina la prensa internacional de la gestión de España durante el coronavirus See Gallery

NUEVOS TIEMPOS