VIRALES
16/07/2020 09:23 CEST | Actualizado 16/07/2020 10:46 CEST

El doble momento 'tierra trágame' del director general de la OMS con el rey: todo lo que podía salir mal salió mal

Una pesadilla para el protocolo.

En una ceremonia oficial, con presencia de altos mandatarios, el protocolo cumple un papel fundamental. Y la pesadilla de cualquier asistente es tener algún error.

Por eso, Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, ha vivido un incómodo momento de ‘tierra, trágame’ cuando ha ido a saludar al rey Felipe VI a su llegada al homenaje de Estado por los fallecidos por el coronavirus.

Justo cuando el monarca iba a llegar a su altura, a Tedros Adhanom se le rompió la mascarilla. El hombre buscó ayuda de forma desesperada, pero ya era tarde. No había marcha atrás. El rey llegaba.

Así que, como pudo, se sujetó la mascarilla con una mano. El contratiempo le debió de romper los esquemas, porque tendió la mano para dársela al rey. Otro error, ya que Felipe VI no podía corresponder el gesto por las medidas de seguridad por el coronavirus.

Un día que, a buen seguro, Tedros Adhanom no olvidará fácilmente.

Photo gallery Homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia See Gallery

NUEVOS TIEMPOS