INTERNACIONAL
14/12/2018 01:17 CET | Actualizado 14/12/2018 14:42 CET

Un embajador de EEUU carga contra Sánchez y Zapatero por sus actuaciones en Latinoamérica

Al presidente del Gobierno por su viaje a Cuba y al exlíder socialista, por intentar mediar en Venezuela.

JOSEP LAGO via Getty Images

El embajador de EEUU ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, ha cargado este jueves contra dos líderes de España, Pedro Sánchez y José Luis Rodríguez Zapatero, por sus actuaciones en dos países latinoamericanos.

Preguntado sobre qué mensaje envió el reciente viaje a Cuba del presidente del Gobierno, ha respondido: "Creo que no envía uno positivo. Si eres un país que respeta la democracia y los derechos humanos, tienes que apoyarlos en todo momento y no de forma selectiva".

Esta ha sido la declaración de Trujillo, representante del país que se niega a condenar a Arabia Saudí por el asesinato de un periodista, un crimen que sus propias agencias de Inteligencia aseguran que cometió.

Sánchez visitó La Habana en noviembre, en el que fue el primer viaje oficial a la isla de un jefe de Gobierno español en 32 años, con una agenda que incluyó una reunión con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y un encuentro con la sociedad civil pero no con la disidencia.

Si eres un país que respeta la democracia y los derechos humanos, tienes que apoyarlos en todo momento y no de forma selectiva"Trujillo sobre Sánchez

En Cuba, Sánchez confió en que su viaje sirviera como "anticipo" de una visita de Estado de los reyes el próximo año, cuando se cumplen 500 años de la fundación de La Habana.

El expresidente de EEUU Barack Obama (2009-2017) y su homólogo cubano, Raúl Castro, iniciaron a finales de 2014 un proceso de deshielo que llevó al restablecimiento de relaciones diplomáticas. Ese proceso de normalización de relaciones se paralizó después de la llegada a la Presidencia de Donald Trump.

Con Trump en la Casa Blanca, EE.UU. ha restringido los viajes de sus ciudadanos a la isla, ha prohibido las transacciones con empresas vinculadas al estamento militar cubano y culpa a Cuba de unos supuestos "ataques" que perjudicaron la salud de 26 de sus diplomáticos en La Habana.

Zapatero ha fracasado "miserablemente" en Venezuela

El embajador de EEUU ante la OEA también ha criticado el papel de mediación en Venezuela de Zapatero. Trujillo considera que Venezuela, Nicaragua y Cuba son regímenes "totalitarios" y reafirma la política de EEUU de aumentar la presión sobre ellos.

Asimismo, ha considerado que Zapatero ha fracasado "miserablemente" en sus intentos a título personal de facilitar el diálogo entre la oposición y el Ejecutivo venezolano, una iniciativa en la que también han participado los expresidentes Leonel Fernández (República Dominicana) y Martín Torrijos (Panamá).

"Creo que Zapatero fracasó miserablemente, hemos visto la falta de éxito de esos intentos de conversaciones para el diálogo", ha subrayado Trujillo, que considera imposible un proceso de mediación en el país caribeño.

"Para que un diálogo tenga éxito, debes tener partes con voluntad, no puedes hablar con una persona que no quiere dialogar. Y el Gobierno de Venezuela no tiene intención de diálogo", ha opinado.

Zapatero participó en la mesa de diálogo entre el Ejecutivo y la oposición, rota cuando ambos se acusaron de incumplir con lo pactado. La oposición lo acusó de actuar a favor de Maduro, algo que el político español ha rechazado, al insistir en que el diálogo es la "única vía" para la crisis venezolana.

El caso de Fernando Albán

Para justificar su postura, ha puesto de ejemplo la muerte del concejal opositor Fernando Albán el 8 de octubre en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), donde estaba detenido, acusado de haber participado en el atentado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

La Fiscalía de Venezuela asegura que Albán "se suicidó" al tirarse por una ventana del Sebin, pero su familia sostiene que fue asesinado y arrestado por las autoridades en represalia por su participación en la Asamblea General de la ONU, que se celebró en Nueva York en septiembre.

"Si miras lo que pasó después de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, a la que fueron líderes de la oposición y volvieron a Venezuela para ser asesinados a plena luz en medio de la ciudad. ¿Eso es una señal de buena fe de un Gobierno que respeta los derechos humanos y tiene un compromiso con la democracia?", se pregunta Trujillo.

"¿O estas son simplemente conversaciones circulares en las que nos sentamos, compramos tiempo, bajamos la presión y legitimamos a un Gobierno al que nadie reconoce como democráticamente elegido? ¿Es eso lo que realmente estamos dispuestos a hacer?", ha planteado.

En respuesta, Trujillo se contesta: "Al menos, desde la perspectiva de EEUU, el diálogo no tiene sentido hasta que no haya un compromiso real con la democracia y los derechos humanos".

La Unión Europea está en pleno debate para establecer un "grupo de contacto", compuesto por países comunitarios y latinoamericanos y que tendría como objetivo buscar una salida dialogada a la situación en Venezuela.

ESPECIAL PUBLICIDAD