VIRALES
04/12/2021 18:24 CET | Actualizado 04/12/2021 18:33 CET

El 'efecto Xavi' dura dos partidos

El Barça pierde contra el Betis en el Camp Nou (0-1) y se queda séptimo.

Eric Alonso via Getty Images
Juanmi celebra con sus compañeros el gol del Betis ante el Barça. 

Un gol de Juanmi, que batió a Ter Stegen en el minuto 79 tras culminar un contraataque en el que también participaron Sergio Canales y Cristian Tello, dio el triunfo al Betis por 0-1 ante el Barcelona en el Camp Nou.

Los azulgranas tuvieron oportunidades de gol para evitar la derrota. Ousmane Dembélé realizó hasta cuatro disparos peligrosos en el segundo tiempo y Ez Abde tuvo el empate en sus botas en el minuto 80, pero su remate desde el interior del área al primer toque se fue por encima de la portería de Rui Silva.

El equipo blaugrana estuvo lejos del ideario de Xavi, sobre todo en la primera mitad, donde sufrió la valentía de su rival e hizo gala de la espesura reciente. El Barça tuvo más el balón pero no hincó el diente a su rival hasta el segundo acto gracias a la presencia de Ousmane Dembélé, espoleado por el técnico de Tarrasa en la sala de prensa.

El atacante francés cambió la cara al partido y su verticalidad provocaron las mejores ocasiones del equipo culé. Primero con un tiro cruzado y después con un lanzamiento ajustado que se marchó rozando el palo. El Betis, con un magnífico Aitor Ruibal, hizo daño por los costados con Álex Moreno y fue digno visitante del Camp Nou.

Lo fue por el talento de su centro del campo, el sacrificio de Guardado y la calidad de Sergio Canales, definitivo en el acto final. Antes del gol de los andaluces, que nunca dieron por bueno el empate, el Barça creció con el paso de los minutos, a base de posesiones largas y con el ingenio de Riqui Puig, que sustituyó al lesionado Gavi, conmocionado tras sufrir un balonazo.

Los de Manuel Pellegrini jugaron a pecho descubierto, sin el miedo que se le presupone a un rival del Barça. Sin embargo, este Barça da licencia para soñar aunque sea en campo ajeno. Esto mismo le ocurrió a un Betis que supo pasar apuros y encontrar su momento en un contragolpe exquisito que dejó helado a la Ciudad Condal.

Un balón largo que acabó en pies de Sergio Canales fue decisivo para el 0-1 después de frenar en seco a dos rivales, generar los huecos, encontrar a Tello y éste a Juanmi, que sólo tuvo que resolver con el interior de su bota para batir a Ter Stegen. Un gol de muchos quilates que acabó siendo el único del partido y permitió al Betis volver a ganar en el Camp Nou tres años después.

Xavi movió el banquillo en los minutos finales, dio entrada a Luuk de Jong, adelantó el centro del campo, pero no hubo manera de hacer un gol a Rui Silva. El Betis mantuvo el orden, sufrió en el último suspiro por un posible penalti de Guardado a Araújo, pero respiró con la tranquilidad que le da verse en la tercera posición de la tabla.

Desde su llegada al banquillo, Xavi ha ganado dos partidos de Liga, ha perdido otro y ha empatado en Champions sin goles contra el Benfica portugués.

Con este resultado el Barça se queda séptimo, fuera de Europa y a 13 puntos del líder, el Real Madrid, que podría aumentar a 16 la ventaja tras su partido contra la Real Sociedad.