El entorno de Mañueco se cansa de García-Gallardo: "Cada vez que habla, tenemos un pollo"

Los populares lamentan que el vicepresidente de Castilla y León haya atacado a LaSexta, aunque Mañueco no se plantea romper con su socio de gobierno
|
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y su vicepresidente Juan García-Gallardo
El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y su vicepresidente Juan García-Gallardo
Europa Press News via Getty Images

Nueva salida de tono de García-Gallardo y nuevo capítulo de tensiones en el gobierno de Castilla y León. El vicepresidente de la Junta ha arremetido este lunes contra LaSexta durante un ‘canutazo’ con los medios a la salida de un centro comercial madrileño, donde el dirigente de Vox ha arropado la exposición de varios productos de su región.

García-Gallardo ha tenido que responder a las preguntas de una periodista de LaSexta sobre los insultos que el dirigente de Vox dedicó al diputado Francisco Igea y por tildar de “tragedia familiar” y no “asesinato machista” la muerte de una mujer a manos de su marido en Palencia. Visiblemente molesto por las cuestiones, el vicepresidente ha acabado arremetiendo contra la cadena propiedad de Atresmedia.

“La línea editorial de LaSexta está encaminada a contaminar la convivencia y a enfrentar a los españoles unos contra otros. A los castellanos y a los leoneses no les interesan las polémicas de LaSexta. Les interesa que se vendan los productos de la región”. Y cuando la periodista le cuestiona sus palabras, Gallardo remata: “Usted, si quiere, llévele un chorizo a su amigo el gran Wyoming que de eso sabe un montón, con el medio millón de euros que defraudó a la hacienda pública”.

Sin intención de romper con su socio

El entorno del presidente Fernández-Mañueco está cansado de las salidas de tono del vicepresidente, que a su vez admite que la relación entre ambos “es difícil”. “Cada vez que habla, tenemos un pollo”, cuentan los próximos a Mañueco. Los populares rechazan en privado las críticas a La Sexta de García-Gallardo y defienden la libertad de información. Sin embargo, el presidente de la Junta no tiene intención alguna de romper con su socio de Gobierno pese a todos los escándalos que acumula en su corto recorrido en el poder.

Las palabras del dirigente de Vox contra LaSexta han llegado a preocupar a Génova, que recuerdan lo que pasó con Cayetana Álvarez de Toledo y la crisis que vivieron por sus críticas a esta cadena. Por este motivo, la cúpula del partido ha pedido que el tema “no entre al debate nacional”.

Rifirrafe con Irene Montero

Pero este no es el primer incendio que provoca García-Gallardo con sus declaraciones. En mayo aseguró que contestaría a Noelia Frutos, diputada del PSOE con discapacidad, “como si fuera una persona como todas las demás”. Hace dos semanas, llamó “imbécil” al diputado de Ciudadanos Francisco Igea en plena sesión de las Cortes y hace sólo unos días volvió a copar los titulares de la prensa nacional al insistir que “la violencia no tiene género” después de conocerse tres asesinatos de mujeres en 24 horas. “Pronto, todas las víctimas de violencia serán tratadas por igual y no se alimentarán políticas identitarias discriminatorios por razón de sexo”, escribió además en un tuit.

La ministra de Igualdad Irene Montero acusó al vicepresidente de Castilla y León en pleno Congreso de los Diputados de considerar como “privilegiados” a la mujer fallecida y a sus dos hijos, de dos y siete años. “Me siento honrado de que la ministra pida mi dimisión porque, si quisiera que continuara en el cargo, sería que algo estaría haciendo mal”, se limitó a responder el dirigente de Vox.