INTERNACIONAL
09/09/2020 19:21 CEST | Actualizado 09/09/2020 19:30 CEST

El espionaje a Bárcenas se sufragó con más de 53.000 euros de fondos reservados, según el juez

La 'Operación Kitchen' sigue poniendo en jaque al Partido Popular.

ASSOCIATED PRESS
Bárcenas, a su llegada a la Audiencia Nacional

Otra vuelta de tuerca a un asunto que cada vez se complica más. La llamada ‘Operación Kitchen’, sobre el supuesto espionaje del PP a su extesorero Luis  Bárcenas llevó al Ministerio de Interior a destinar, al menos, 53.266 euros de los fondos reservados, según el juez que investiga la trama.

Este miércoles, El País informa que el magistrado José de la Mata, de la Audiencia Nacional, detallaba que “han quedado acreditados 25 abonos entre julio de 2013 y septiembre de 2015”. 

De esta cantidad, relata el juez en una resolución de abril, 50.000 euros corresponden a sueldos y salarios, a razón de 2.000 euros mensuales -algunos meses algo más-, y el resto a gastos de comida (2.574 euros), transporte (496 euros) y abonos de otra naturaleza (195 euros).

Villarejo hacía las entregas

Según el mismo medio, el juez afirma que las entregas de dinero fueron efectuadas por el comisario jubilado José Manuel Villarejo, cabecilla de la trama policial corrupta y en prisión desde noviembre de 2017, y su compañero Enrique García Castaño, El Gordo, máximo responsable de la Unidad Central de Apoyo Operativo. Los fondos, añade, procedían de la Dirección Adjunta Operativa, que estaba dirigida por Eugenio Pino.

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido la imputación del antiguo ministro del Interior con el PP, Jorge Fernández Díaz, la ex secretaria general del partido y exministra de Defensa, María Dolores de Cospedal y el marido de esta, el empresario Ignacio López del Hierro. En concreto, señala el Ministerio Público que Cospedal tenía un “interés desde una doble perspectiva”, como afectada personalmente y como responsable del partido. 

ESPECIAL PUBLICIDAD