POLÍTICA
14/10/2019 10:52 CEST | Actualizado 14/10/2019 16:12 CEST

El Estado funciona, quien la hace la paga, no resuelve el problema...: las reacciones al fallo del TS sobre el 'procés'

El PP vuelve a la carga contra el Gobierno para que no haya indultos y Ábalos ha asegurado que sólo queda acatar la sentencia

No ha habido grandes sorpresas. La sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés catalán, una vez descartado el delito de rebelión, se ha concretado en la condena por sedición y malversación de nueve de los líderes del Govern, más una multa por desobediencia para otros tres. Era lo esperable en los últimos días y, por eso, las reacciones que ha generado el fallo han sido igualmente acordes con las posturas manifestadas por las diferentes fuerzas políticas y administraciones en las últimas semanas. La respuesta de la calle es la que sigue siendo una incógnita. 

El Gobierno central ha hecho un inmediato llamamiento a la responsabilidad. El ministro de Fomento y número dos del Partido Socialista (PSOE), José Luis Ábalos, ha sido el encargado de hablar en primer lugar y ha pedido “respeto, acatamiento y cumplimiento” de la sentencia y una respuesta calmada. Ábalos, en declaraciones a la televisión pública, recalcó que la decisión del Supremo “deja claro que en España el Estado de Derecho funciona”.

El presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, se pronunció indirectamente en su cuenta de Twitter, publicando la campaña en defensa de la democracia española con la que La Moncloa trata de amortiguar la mala imagen cosechada por España tras el refrendo del 1-0. 

Más tarde, en una comparecencia desde La Moncloa, ha afirmado que la sentencia contra los líderes independentistas catalanes “significa su íntegro cumplimiento”. Ha recalcado que España “es una de las mejores democracias del mundo” y que el proceso judicial tuvo lugar “con plenas garantías y absoluta transparencia”.

El socialista sostiene que el auto constata el “naufragio” del proyecto independentista en Cataluña que, a su juicio, ha “fracasado”. “Quedan algunos días en los que vamos a asistir a los estertores de una etapa superada”, convencido de que ahora se abre una “etapa nueva” de convivencia en Cataluña en la que la regla solo puede ser “la ley y la Constitución Española”.

El presidente del principal partido de la oposición, el Partido Popular, Pablo Casado, en una primera lectura de la sentencia, ha dicho que es cierto que supone un “reproche penal elevado”, pero a su entender es consecuencia de que “quien la hace la paga”, informa EFE.

Casado también ha pedido al presidente Sánchez que cierre la puerta a posibles indultos a los condenados, que no busque un “atajo político” dejando una puerta abierta para una posible investidura en el futuro. Debe “comprometerse” a que no va a “enmendar la plana” al Tribunal Supremo y que no les va a “indultar”.

Es un caballo de batalla recurrente entre los populares, con el que amenazan con hacer campaña de cara al 10-N y del que el Gobierno no ha querido hablar hasta ahora, sin un fallo por delante. Ábalos, no obstante, ha asegurado esta mañana que el fallo se tiene que acatar y que no cabe hablar de indultar a los condenados. “Rigor y templanza”, ha repetido el ministro. 

En un tono muy institucional, Casado ha ido más allá y ha apostado por recuperar las competencias penitenciarias transferidas a la Generalitat en 1983 para evitar posibles incumplimientos de condenas como las conocidas este lunes a dirigentes políticos catalanes, “tratos diferenciados” o “discrecionalidad en la aplicación del tercer grado”. Si se convierte en presidente del Gobierno el mes que viene, lo hará, ha prometido. 

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, ha usado también las redes sociales para publicar su primera reacción, que ante todo lanza mensajes de ánimo y empatía a los condenados, más allá de las diferencias que mantiene con ellos, puntualiza. Sobre el texto en sí, destaca que “queda claro que hay consenso en el tribunal en que no hubo violencia, algo que era evidente para todo el mundo, también para los mayores adversarios del independentismo”. “Esta sentencia pasará a la historia de España como símbolo de cómo no hay que abordar los conflictos políticos en democracia”, destaca.

“Hoy hay un tribunal que dicta sentencia, pero esta no pone fin al problema político de fondo, que sigue ahí, irresuelto y agravado por las brechas emocionales producto de la manera equivocada en la que se ha abordado la crisis”, abunda. “Respetar el voto de los catalanes es también condición de posibilidad de la reconciliación. Nosotros, humildemente, vamos a intentar contribuir a ello”, concluye.

Pero Iglesias no se ha quedado ahí sino que, más tarde, al calor del debate sobre los indultos, ha escrito en Twitter un mensaje polémico, recordando otros perdonados por el Gobierno en el pasado: José Barrionuevo y Rafael Vera, condenados por el terrorismo de estado de los GAL o el general Alfonso Armada, parte del grupo de golpistas del 23-F. “Que Sánchez hable de cumplimiento íntegro es una prueba más de su apuesta por gobernar con el PP”, ha dicho, en un mensaje de precampaña, con los ojos puestos en las sumas y alianzas del 10-N. 

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha preferido esperar a la comparecencia de Sánchez para valorar la sentencia y sus consecuencias. Ha aplaudido la resolución, al asegurar que “hoy se ha hecho justicia”, aunque ahora su formación va a exigir que no haya privilegios penitenciarios para ninguno de los condenados. Como el PP. 

“Hoy hemos ganado los buenos y han perdido los que han querido quitarnos los pasaportes y nos han hecho sufrir”, ha subrayado Rivera. “Hoy hemos ganado los que defendemos la democracia y la Constitución y han sido condenados los que han roto la convivencia”, ha insistido. “Cada vez que los separatistas intenten levantar fronteras, separarnos o quebrantar la Constitución, terminarán en la cárcel”, ha enfatizado.

Esta vez también interesa conocer cómo ve las cosas el nuevo partido nacional de Íñigo Errejón, Más País. En una reacción de urgencia ha afirmado que “hoy estamos más lejos que ayer” de “rehacer puentes”, una vez conocida la sentencia. “Nos toca hacer política para restañar las heridas”, recoge la cuenta de Twitter de la formación. 

Errejón ha recordado que, tras la sentencia, no estamos más cerca de arreglar las cosas. Que la división se mantiene. La herramienta para superar esa fosa ha de ser la política, defiende. “La España en la que creo persuade más que castiga”, escribe, sin citar expresamente la Ley de Seguridad Nacional o la aplicación del artículo 155. 

Quien ni siquiera ha mostrado el clásico respeto por las decisiones judiciales ha sido el presidente de Vox, Santiago Abascal, quien ha anunciado que recurrirán la sentencia al considerar que está probado el delito de rebelión, del que han sido eximidos los líderes del procés. Abascal ha acusado además al PP y al PSOE de llevar años escondiéndose detrás de los tribunales para no afrontar la amenaza separatista. “Su cobardía tiene una gravísima responsabilidad en el clima de debilidad de las instituciones del Estado del que no se puede responsabilizar en solitario a la judicatura”, ha recalcado.

También ha publicado un tuit la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, en el que dice: “Hoy nos enfrentamos a uno de los días más difíciles de los últimos años. La peor versión de la judicialización: la crueldad. Mi solidaridad con las personas condenadas y sus familias. Desde las instituciones tenemos que trabajar para encontrar soluciones y conseguir su libertad”.

El diputado de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, ha sido contundente, al afirmar que el fallo es “desproporcionado” y no resuelve el conflicto en Cataluña. “Los problemas políticos necesitan soluciones políticas”, ha remarcado uno de los políticos históricamente más favorables al diálogo con el independentismo. El político valenciano asegura, además, que con esta sentencia “se cierra un ciclo estéril que debe dar paso a una etapa de diálogo, a la política útil”. 

Desde Cataluña

La primera reacción desde Cataluña ha sido la del presidente del Parlament, Roger Torrent, quien ha lanzado en las redes un mensaje de pesar colectivo.  “Hoy nos condenan a todos, no sólo a 12 personas. Esta sentencia es un ataque a la democracia ya los derechos de toda la ciudadanía. Aprisionan a la Presidenta del Parlamento, el Vicepresidente y los Consejeros del Gobierno y líderes sociales, pero también a nuestras libertades”, ha escrito.

Más tarde, el president Quim Torra ha comparecido y no sólo ha valorado el texto, sino que ha anunciado los pasos inmediatos que va a dar su gobierno. “Hoy se ha condenado a unas personas que siempre han actuado de una forma escrupulosamente pacífica”, ha dicho. “Es un insulto a la democracia y al compromiso político”, insiste. 

“Estas personas –en referencia a los líderes condenados– han cumplido siempre con la petición de independencia, con el apoyo de la mayoría parlamentaria y han trabajado para hacerlo de manera coordinada con el estado español”, ha recalcado. Ahora mandará cartas al rey y al presidente en funciones para tratar la crisis. 

La diputada de ERC Marta Vilalta también ha ahondado en esa línea, explicando que a su entender “el juicio ha sido injusto y la sentencia es injusta”. “Condenan a 12 personas porque no pueden condenar a todo un pueblo. Con esta sentencia se busca la venganza y el escarnio a los que pusieron las urnas”.“Ha muerto la democracia en el Estado español”. ha añadido. 

Photo gallery Arranca el juicio a los líderes del 'procés' en el Supremo See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO