ECONOMÍA
14/05/2021 15:51 CEST | Actualizado 14/05/2021 16:33 CEST

El Estado vota en contra de los sueldos de los directivos de CaixaBank en pleno ERE

El presidente, José Ignacio Goirigolzarri, dice que sus sueldos son inferiores a la media.

Europa Press News via Europa Press via Getty Images
Jose Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortazar, en un acto de Caixabank tras la fusión

El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y como accionista del 16% de la nueva CaixaBank, fruto de la fusión con Bankia, ha votado este viernes en contra de la nueva política de retribuciones del banco durante su junta de accionistas.

El órgano económico ha mostrado su firme oposición a los sueldos de la cúpula, lo que no ha impedido que saliesen adelante gracias al apoyo o del resto de accionistas y a pesar de la polémica que ha suscitado esta cuestión en pleno ERE masivo 

José Ignacio Goirigolzarri, presidente del banco, ha defendido que su sueldo y el del consejero delegado, Gonzalo Gortázar, son inferiores a las de otras entidades similares. Lo ha dicho este viernes en su segunda intervención durante la junta general ordinaria de accionistas 2021 de CaixaBank, la primera como grupo consolidado tras la fusión con Bankia.

La negativa del Ejecutivo llega días después de saberse el ERE que prepara el la entidad financiera más importante de España, que quiere despedir a 8.291 trabajadores, el 18% de la plantilla, y cerrar 1.534 oficinas en el país, un 27% de la red. Este expediente de regulación de empleo es el más grande jamás realizado por un banco en España. 

1,65 millones de euros al año de sueldo fijo

Goirigolzarri ha salido al paso de la polémica por las retribuciones de los consejeros de CaixaBank, lo que permitirá al directivo percibir una remuneración fija anual de 1,65 millones de euros, el triple de la que tenía como presidente de Bankia, cuestión que ha sido criticada por los sindicatos y cuestionada incluso por el Gobierno. 

Para el responsable del nuevo ‘superbanco’, la política de salarios de todos los bancos está “absolutamente reglada” y las decisiones sobre este tema se toman en el consejo, si bien son analizadas y propuestas por la Comisión de Remuneraciones, presidida por una consejera independiente y formada por una mayoría de consejeros independientes.

“Esta comisión no tiene ningún consejero ejecutivo y su labor se realiza en base a políticas objetivas con asesoramiento de empresas externas”, ha señalado Goirigolzarri, que ha recordado además que la política de remuneraciones debe ser aprobada por la junta al menos cada tres años, si es que no se introducen cambios antes.

Calviño ve “inaceptables” los sueldazos de los directivos

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, fue la primera en mostrar abiertamente su “preocupación” por los elevados salarios de los ejecutivos de banca y calificó de “inaceptables los altos sueldos y los bonus pagados a directivos”.

“Creo que los salarios y bonus de los ejecutivos bancarios deben estar alineados con la evolución del sector y la economía en su conjunto”, defendió Calviño en una videoconferencia con corresponsales extranjeros. “Esta preocupación la hemos expresado al Banco de España y vamos a utilizar todos los instrumentos a nuestra disposición para tratar de encauzar el proceso de la manera que sea lo mejor posible para la evolución económica”, añadió

NUEVOS TIEMPOS