POLÍTICA
24/06/2019 15:17 CEST | Actualizado 24/06/2019 18:40 CEST

El eurodiputado Javier Nart abandona la Ejecutiva de Ciudadanos por discrepancias con Albert Rivera

Pocas horas después de que Toni Roldán anunciase su salida del partido. Se abren las heridas en la formación.

Agencia EFE

Sigue la desbandada en el “lunes negro” de Ciudadanos. El eurodiputado Javier Nart ha dimitido de la Ejecutiva Nacional después de que la formación haya votado mayoritariamente mantener su “no” en la futura investidura de Pedro Sánchez.

La reunión ha servido para ratificar la que venía siendo la postura pública del partido, el no a Sánchez, con 24 votos. Frente al sentir mayoritario, se han registrado cuatro oposiciones y tres abstenciones, por lo que los de Albert Rivera no variarán su estrategia. 

Esta ha sido la gota que ha colmado el “vaso” de la paciencia de Nart. El eurodiputado, por lo general un activo crítico y con un estilo propio dentro de la formación naranja. Su rebelión interna se suma al abandono del partido anunciado a mediodía por el diputado nacional y responsable de programas Toni Roldán. En su comparecencia, Roldán ha explicado que “no soy yo quién ha cambiado; ha sido el partido el que ha cambiado”.

Con tono serio, sin aceptar preguntas pero sin levantar la voz, Roldán ha leído unas palabras de crítica al rumbo tomado por Ciudadanos frente al reformismo con el que nació y se anunció: ”¿Cómo vamos a combatir la división entre rojos y azules si nos convertimos en azules? ¿Cómo vamos a crear un proyecto liberal si nos acercamos a la extrema derecha, que está en nuestras antípodas?”, ha señalado.

“No soy yo quién ha cambiado; ha sido el partido el que ha cambiado”Toni Roldán


La dimisión de Nart como parte del principal órgano de decisión del partido, no tendrá reflejo -al menos de momento, según EFE- en su puesto de eurodiputado, que seguirá ostentando. El abogado y escritor renovó su condición de representante en la Eurocámara en las elecciones del pasado 26-M tras haber sido elegido también en 2014, cuando se presentó como cabeza de lista por Ciudadanos.

En el “superdomingo” del 26-M, Nart ocupaba el número 4 de una candidatura liderada por el economista Luis Garicano; candidatura que alcanzó siete eurodiputados, convirtiéndose en la tercera fuerza en clave nacional y uno de los partidos fuertes dentro del grupo liberal en el Parlamento Europeo.


Precisamente Luis Garicano ha provocado la votación celebrada este lunes en la sede del partido naranja. Y, ha sido uno de quienes con más firmeza, ha defendido públicamente a Roldán tras hacer pública su renuncia. La foto de usuario elegida por Francisco Igea, líder en Castilla y León, abrazándose con Roldán, también ha dado muestra de la evidente división interna. No es la primera vez que uno y otro ejercen de “verso suelto” en la habitualmente personalista formación de Rivera.

Roldán, Nart, Igea, Valls... las heridas internas de C´s

Porque la dimisión de Nart como parte de la Ejecutiva Nacional es un golpe más a una formación que vive horas, días, semanas, de inestabilidad. Por un lado, las dudas sobre su renuncia a favorecer un Gobierno de Pedro Sánchez; por otro, su colaboración, indirecta según los líderes de C´s, pero colaboración al fin y al cabo, con la extrema derecha de Vox en los acuerdos a tres partes alcanzados con el Partido Popular en escenarios como el Ayuntamiento de Madrid.

Esos pactos a tres han sido duramente criticados por los sectores más centristas y reformadores de Ciudadanos, una corriente encabezada por Manuel Valls, quien se presentó como candidato al Ayuntamiento de Barcelona en coalición con C´s y a quien la alianza le ha durado lo justo: su postura favorable a que gobernase Ada Colau -y no Ernest Maragall, alcaldable de ERC- llevó a la Ejecutiva a anunciar la ruptura de su acuerdo con el exprimer ministro francés

Otro adiós más en la misma jornada. El tercero ha venido desde Asturias, donde el que fuera candidato a la Presidencia del Principado el pasado 26-M, Juan Vázquez, también ha anunciado su marcha, crítico con la política de pactos.

El partido naranja vive un lunes negro que no tiene pinta que finalice a medianoche. Las heridas internas se han abierto definitivamente y van a tardar en suturar. Y si lo hacen, quedará la cicatriz.

Photo gallery Albert Rivera enseñando cosas desde su escaño See Gallery