El FBI buscó documentos clasificados sobre armas nucleares en la mansión de Trump

El 'Washington Post' desvela que la redada se debe a la preocupación de que los papeles caigan en malas manos. No se sabe si hablan de armamento de EEUU o de otros países.
|
Donald Trump mira a la multitud, el pasado 22 de julio, en un acto con simpatizantes en Prescott Valley, Arizona.
Donald Trump mira a la multitud, el pasado 22 de julio, en un acto con simpatizantes en Prescott Valley, Arizona.
Mario Tama via Getty Images

El registro en casa del expresidente de Estados Unidos Donald Trump (en el cargo entre 2017 y 2021) el pasado lunes tenía como objetivo encontrar documentos clasificados sobre armamento nuclear que el exmandatario sacó de la Casa Blanca, según publicó esta madrugada el diario The Washington Post.

El Post, que citó a fuentes anónimas cercanas a la investigación, indicó que la redada responde a la preocupación en el Gobierno estadounidense de que los documentos que Trump se llevó consigo al dejar la Presidencia y que contienen información sensible caigan en malas manos.

Las fuentes no aclararon si la información que supuestamente se encontraba en casa de Trump era referente a armamento nuclear en posesión de EEUU o de potencias extranjeras, y tampoco detallaron si efectivamente se encontró este material.

El fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, autorizó personalmente la decisión de solicitar la orden de registro del pasado lunes a la residencia de Trump en Florida y ha pedido este jueves autorización a un tribunal del sur de este estado para que haga pública dicha orden.

En una breve declaración tras la cual no aceptó preguntas, Garland defendió la legalidad del registro y señaló que este tipo de decisiones no se toman “a la ligera”. Siempre que es posible, aclaró, se opta por medios “menos intrusivos” como alternativa.

La orden de registro fue autorizada por un tribunal federal y el inventario de propiedad es un documento que la ley federal exige que las fuerzas del orden dejen al dueño del lugar.

Según indicaron medios estadounidenses, los abogados de Trump tienen hasta el viernes a las 15.00 hora local (seis horas por delante en Madrid) para presentar objeciones ante la Corte a la petición para que se haga pública la orden.

El primero en informar de la redada a la mansión de Florida había sido el propio Trump en sus redes sociales: “Es su derecho”, dijo el fiscal general, según el cual los abogados del exmandatario republicano (2017-2021) recibieron ese mismo día una copia de la orden de registro y del inventario del FBI.

Garland destacó que la adhesión al estado de derecho es el “principio fundamental” del Departamento de Justicia y de la democracia estadounidense, y apuntó que nadie está por encima de la ley.

“Defender el estado de derecho significa aplicar la ley de manera uniforme sin temor ni favoritismo. Bajo mi supervisión, eso es precisamente lo que está haciendo el Departamento de Justicia”, dijo en esa breve intervención televisada, en la que criticó los ataques y amenazas lanzados contra las fuerzas del orden.

Retador: que se publique la orden

Trump, que vuelve a tener los dedos rápidos como en sus mejores tiempos tuiteros, ha dedicado la noche a reaccionar a la redada a mensajes. Ha cuestionado que el actual mandatario demócrata, Joe Biden, no conociera que se iba a producir una redada en su casa de Florida el lunes, tal y como sostiene la Casa Blanca.

″¿Alguien realmente cree que Joe Biden y la Casa Blanca no sabían nada sobre esta gran vergüenza a nuestro país (la mayor historia desde la catástrofe de Afganistán? ¡Yo no lo creo!”, escribió el exmandatario en su cuenta en la red social Truth.

Luego ha aceptado la petición hecha por el fiscal general y, en un nuevo giro de guion, animó a la publicación “inmediata” de la orden de registro a su casa. En otros mensajes de Truth, el exmandatario respondió a Garland, quien unas horas antes había solicitado autorización a un tribunal del sur de Florida para que hiciera pública dicha orden, algo a lo que Trump podría haber presentado objeciones si así lo hubiera deseado.

“No solo no me voy a oponer a la publicación de documentos relacionados con la redada impropia de EEUU, injustificada e innecesaria de mi casa en Palm Beach, sino que voy un paso más allá y animo a su publicación inmediata”, escribió Trump.

El exmandatario tildó lo ocurrido de uso político de la fuerza de la ley, sacó pecho por el supuesto apoyo que tiene en las encuestas y acusó la operación de estar orquestada por la izquierda radical y por sus enemigos políticos.

Horas antes, por la misma vía, se había quejado: “El gobierno podría haber tenido lo que quisiera, si lo tuviéramos”, recalcó el mandatario, que reprochó a los agentes registrar también los armarios de su esposa, Melania, revolver entre su ropa y artículos personales, y dejarlos después hechos un “relativo desastre”.

Protesta de seguidores de Trump tras el registro de su mansión de Mar-a-Lago (Florida)