NOTICIAS
08/08/2020 22:53 CEST | Actualizado 08/08/2020 23:08 CEST

El F.C. Barcelona pasa a cuartos de la Champions tras imponerse al Nápoles (3-1)

El Bayern de Múnich espera al Barça en Lisboa el próximo viernes.

ASSOCIATED PRESS
Lionel Messi celebra su gol.

Un gol de Lenglet, una maravilla de Leo Messi y Luis Suárez de penalti han dado el pase a cuartos de la Champions League para el equipo azulgrana, que en el último suspiro de la primera parte vio cómo Insigne recortaba distancias desde los 11 metros.

Los de Quique Setién jugarán el próximo viernes, a las 21:00 horas, con el Bayern de Múnich.

El Nápoles dominó los primeros compases de la primera y la segunda mitad, pero en el minuto 10 Lenglet inauguró el marcador con un excelente cabezazo a la salida de un córner lanzado por Rakitic y este golpe de efecto cambió la dinámica del partido, que empezó a ser controlado por el equipo local.

En el minuto 23 Messi se inventó una nueva obra de arte para su colección y después de irse de tres defensores del Nápoles mandó con la pierna izquierda una parábola hacia el lado derecho de la portería de Ospina, quien nada pudo hacer ante la inspiración del argentino.

La que parecía la sentencia de la eliminatoria llegó en el 45+1 con un penalti transformado por Luis Suárez y cometido por Koulibaly sobre Messi. Pero en el 45+5 otro penalti, este transformado por Insigne y cometido por Rakitic, dejó abierto el segundo tiempo.  

Los emparejamientos de cuartos han quedado así:

El conjunto azulgrana no cae antes de esta ronda desde la temporada 2006-2007, cuando el Liverpool lo eliminó en octavos de final después de vencer por 1 a 2 en el Camp Nou y perder tan solo por 0 a 1 en Anfield en pleno declive del Barcelona de Frank Rijkaard y Ronaldinho.

Desde entonces, acumula tres títulos de campeón (2009, 2011, 2015), cinco semifinales (2008, 2010, 2012, 2013, 2019) y cuatro cuartos de final (2014, 2016, 2017, 2018).

La comparación con su máximo rival, el Real Madrid, muestra la regularidad que el Barcelona ha mantenido durante estos últimos trece años. En este mismo periodo, el conjunto blanco conquistó una Champions más, cuatro (2014, 2016, 2017, 2018), pero cayó en cinco ocasiones en los octavos de final (2008, 2009, 2010, 2019, 2020).

En el resto de temporadas su eliminación tuvo lugar en semifinales (2011, 2012, 2013, 2015).

36 partidos invicto

Por otro lado, con la victoria ante el Nápoles el Barcelona encadena 36 partidos sin perder en el Camp Nou en Champions League. El último resbalón fue en el partido de vuelta de semifinales del 2013 ante el Bayern de Múnich, cuando el equipo entrenado por Tito Vilanova dijo adiós a la competición al caer por 0 a 3 sin Leo Messi, lesionado en el banquillo.

Así, el Barcelona sigue ampliando la mejor racha histórica de la competición de un equipo como invicto en casa una vez ya superó los 29 encuentros del Bayern logrados entre 1998 y 2002.