Frenazo mundial: el FMI advierte de que España no recuperará el nivel precovid hasta 2024

Para este año recorta la previsión de crecimiento española, frenada como sus vecinos por la inflación y la guerra.
|
Calviño, en una intervención reciente
Calviño, en una intervención reciente
Europa Press News via Getty Images

Frenazo mundial y, por extensión, también a España. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado este martes sus nuevas perspectivas económicas. Como se temía, son a peor, con una rebaja generalizada a nivel global por los efectos de la inflación en Occidente, la ralentización del mercado en China y los efectos de la guerra en Ucrania que ya pasa de cinco meses.

Según el informe ‘Perspectiva Económica Mundial’, publicado este martes, el FMI considera que España crecerá un 4% en 2022, lo que supone una rebaja de ocho décimas frente a las previsiones publicadas en el mes de abril.

De cara a 2023, España crecerá, pero solo un 2%, lo que significa que el FMI reduce un 1,3% sus cálculos de hace tres meses. No será hasta 2024 cuando España recupere un nivel de PIB similar a los tiempos precovid.

La rebaja del organismo se conoce el mismo día que el Gobierno español ha publicado sus propias previsiones. El Ejecutivo ha decidido dejar sin cambios los pronósticos de crecimiento del PIB en 2022 en el 4,3%, mientras que para 2023 el alza ha quedado situada en el 2,7%, ocho décimas menos.

Europa, a la baja y con el miedo del gas ruso

En el conjunto de la zona euro, el crecimiento este año será del 2,6%, dos décimas menos que las previsiones anteriores. El FMI ha explicado que la abultada mejora en las perspectivas de Italia (siete décimas más, hasta el 3% en 2022) por mejoras esperadas en turismo y actividad industrial, no ha podido compensar los descensos en Alemania, Francia o España.

Así, el Fondo estima que el crecimiento de Alemania será de un 1,2% en 2022, nueve décimas menos, mientras que el de Francia se situará en el 2,3%, seis décimas menos que las previsiones publicadas en el mes de abril.

De cara al año que viene, las previsiones de la zona euro se han revisado a la baja en 1,1 puntos, hasta el 1,2%. De su lado, Alemania crecerá un 0,8% (1,9 puntos menos); Francia, un 1% (cuatro décimas menos); e Italia, un 0,7% (un punto menos).

A nivel general para Europa, sin especificar por países, el Fondo ha señalado que un cese completo de las exportaciones rusas de gas, un miedo que la UE no esconde, afectaría de forma significativa a la inflación y provocaría racionamiento de energía. Esto, a su vez reduciría el crecimiento de la zona euro aún más este año y el que viene.