El gesto con el que Sara Carbonero deja atrás su año horrible

La periodista ha sorprendido a todos con una nueva imagen diciendo adiós a su melena.

Bárbara.

Preciosa.

Belleza.

Los piropos a la última foto que Sara Carbonero ha publicado en Instagram se cuentan por cientos. La periodista se ha quitado la peluca y luce una nueva imagen con pelo corto estilo pixie, que no ha dejado indiferente a nadie.

Ver esta publicación en Instagram

Boa tarde . #vamosaporlasemana #lacalma #Porto #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Seguro que no es casualidad que Sara haya decidido elegir esta fecha para dejarse ver con este nuevo look. Precisamente hace ahora un año, comenzaba una dura batalla contra un cáncer de ovario.

Fue la misma expresentadora de deportes de Telecinco la que lo anunció a través de las redes sociales.

La noticia cayó como un jarro de agua fría entre sus miles de fans y seguidores. Más aún porque solo unas semanas antes, el 1 de mayo, Carbonero tuvo que hacer frente a otra terrible acontecimiento. Su marido, Iker Casillas, sufrió un infarto durante un entrenamiento con su equipo de fútbol, el Porto, que le ha obligado a abandonar definitivamente los campos de juego.

Tras ser intervenida en la Clínica Ruber de Madrid, donde le estirparon el tumor, Sara e Iker no tardaron en regresar a la ciudad portuguesa de Oporto —donde residen desde 2015, cuando Casillas fichó por el club de la ciudad— para continuar el tratamiento, retirada de la esfera pública.

Allí, en una bonita casa al lado del mar, Sara, Iker y sus dos hijos han podido disfrutar de la intimidad que necesitaban en esos momentos tan complicados y de la compañía de familiares y amigos que viajaban con frecuencia para estar con ellos. Entre ellos, su hermana Irene, a la que Sara está muy unida, y su gran amiga Isabel Jiménez, que no la ha abandonado ni un solo momento.

Ver esta publicación en Instagram

Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos. Fotos en los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele,en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto... lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo. Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echábamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal . Feliz cumpleaños, comadre. #cumpleañosfeliz #14defebrero #lafamiliaqueunoelige #vamospreparandoviaje #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Atardeceres en la playa, juegos con los niños, alguna que otra escapada, citas médicas y vacaciones en España hicieron del verano de 2019 uno de los más especiales para la pareja.

Ver esta publicación en Instagram

Este verano está siendo un poco diferente. Las semanas transcurren entre médicos, pruebas, incertidumbres, maletas, mucha improvisación de última hora, ratos de alivio pero sobre todo están llenas de momentos muy intensos que estoy saboreando como nunca. De repente las cosas más cotidianas y banales del mundo han dejado de serlo para convertirse en instantes únicos y mágicos, muchos problemas se han ido de golpe. Siento a mi gente más cerca que nunca y me estoy riendo, creo que como jamás antes lo había hecho. Porque la vida es así, un cambio constante, un regalo precioso pero envenenado. Una rosa con espinas, como la que me ha traído esta mañana del parque Martín a la cama. Cuando le he preguntado si se había hecho daño al cogerla me ha respondido que sí, que de hecho se había pinchado pero que merecía la pena por darme la sorpresa. Luego le hemos quitado las espinas y la hemos metido en un jarrón con agua . - Ahora te gusta más ? - Le he preguntado - No mamá, ahora no parece una rosa de verdad . Y tenía toda la razón , porque la rosa no deja de ser bonita por tener espinas, ni las espinas dejan de hacer daño porque tengan rosas. Siempre hay algo de dolor en lo bello y mucho de belleza en la adversidad . Y en esas estamos, consiguiendo que los ratos buenos superen con creces los menos buenos. Porque como diría el gran Andrés Montes, la vida puede ser maravillosa . #hoyestoyintensa #devezencuando #verano2019 #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Y 2020 comenzó con buenas noticias

A finales de octubre, la periodista terminaba su tratamiento. Unas flores enviadas por su “comadre” Isabel Jiménez que la periodista enseñó en sus Stories de Instagram así lo hacían intuir. Al mismo tiempo, Iker compartía también su alegría en redes sociales.

Ver esta publicación en Instagram

Un día para estar muy alegre!! #buenasnochesmundo 🤩

Una publicación compartida de Iker Casillas (@ikercasillas) el

A partir de ahí, Sara ha ido recuperando su vida, centrada en sus hijos y en descubrir los rincones más bonitos de la ciudad portuguesa. A principios de año se ha empezado a de los primeros proyectos de la pareja, entre ellos, su posible regreso a Madrid.

La candidatura de Iker Casillas a la presidencia de la Federación Española de Fútbol anunciada por él mismo el pasado febrero hace suponer que la familia tiene pensado volver a España a iniciar una nueva etapa de su vida.

A estas alturas de año, ya tendría que haber fecha para esas elecciones, pues estaba previsto que se anunciarse en marzo. Sin embargo, con la crisis todo tuvo que quedar aplazado. Mientras Sara, Iker y sus hijos esperan en Oporto que todo pase para volver a reencontrase con su familia en España.

Estrenando nueva imagen, la periodista deja atrás los doce meses más duros de su vida, preparada para disfrutar de un verano feliz mientras decide cuándo volver al trabajo. Proyectos nuevos, seguro que no le faltan.

Los besos y 'casi-besos' de Iker y Sara