La reacción de Alcaraz a su propia jugada prueba que ni él termina de creerse su calidad

Lo ha 'dejado' claro sin decir nada.
|
Carlos Alcaraz, durante el partido.
Carlos Alcaraz, durante el partido.
Twitter

El español Carlos Alcaraz y el ruso Daniil Medvedev no fallaron este jueves ante el croata Marin Cilic y el canadiense Denis Shapovalov, respectivamente, y avanzaron a los cuartos de final del Masters 1.000 de Cincinnati, en una jornada marcada por la eliminación, en el circuito femenino, de la polaca Iga Swiatek, número 1 del mundo.

Durante el duelo ha tenido lugar una reveladora escena tras una jugada de enorme calidad de Alcaraz, quien amenaza con convertirse en el rey de las dejadas. Mientras ejecutaba esta compleja práctica, las cámaras han captado la reacción del joven tenista. Y su gesto ha dejado claro que hay ocasiones que ni él termina de creerse su gran nivel de juego.

En las imágenes puede observarse cómo Alcaraz sigue con la mirada la pelota tras el golpe de dejada hasta que el punto está claro. Instantes después, el de El Palmar deja un gesto girando la cabeza que apunta a que no las tenía todas consigo de que lograse materializar una habilidosa jugada.

Solo en Cincinnati

Tras la eliminación de Rafa Nadal del pasado miércoles y la de Roberto Bautista, derrotado este jueves por el croata Borna Coric, Alcaraz es el único español que sigue en la competición en Cincinnati.

Al murciano no le tembló el brazo y doblegó por 7-6(4) y 6-1 a Cilic, número 17 del mundo, para seguir luchando para el que sería su tercer Masters 1.000 de la temporada.

Alcaraz, número 4 del mundo, se convirtió en el más joven cuartofinalista de Cincinnati desde el británico Andy Murray (2006) y se enfrentará en la próxima ronda al también británico Cameron Norrie, verdugo del joven Ben Shelton.

Carlos Alcaraz

La evolución de Carlos Alcaraz