POLÍTICA
04/10/2019 20:18 CEST | Actualizado 04/10/2019 21:05 CEST

El Gobierno convoca al embajador de EEUU para expresar su rechazo a los aranceles de Trump a productos europeos y españoles

Además, van a proponer a la Comisión Europea la adopción de medidas excepcionales.

EFE
El presidente del Gobierno en funciones y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez,

El Gobierno español ha convocado al embajador de EEUU, Richard Duke Buchan III, para expresar su malestar ante la futura aplicación de los aranceles que el presidente estadounidense, Donald Trump, ha anunciado contra los productos europeos y españoles.

La convocatoria al embajador Duke Buchan, una medida de protesta diplomática más intensa que el mero envío de una “nota verbal”, la ha hecho el secretario de Estado para la UE, Marco Aguiriano, como ha anunciado el Ejecutivo en un comunicado. 

El Gobierno rechaza “enérgicamente” el anuncio del Ejecutivo de Estados Unidos de aplicar a partir del próximo 18 de octubre aumentos arancelarios sobre productos europeos,“que afectan de manera particular a los
agricultores españoles”. La decisión de la Administración Trump ha llegado después de que una resolución de la Organización Mundial del Comercio (OMC) haya habilitado a hacerlo como consecuencia de las ayudas que ha recibido el fabricante europeo aeronáutico Airbus por parte de países de la UE.

Un impacto de casi 1.000 millones sobre las exportaciones españolas

El gabinete encabezado por Pedro Sánchez ha reiterado “su voluntad de negociar entre EEUU y la UE para llegar a un acuerdo que evite la imposición de medidas perjudiciales para ambas partes”. Por ello, confía en que “en las próximas semanas” se logre un acuerdo “que evite dañar el espíritu de colaboración y entendimiento que caracteriza las relaciones bilaterales en todos los ámbitos”.

Entre los productos que más podrían verse afectados a nivel nacional están el queso, el vino, la aceituna y el aceite o los lácteos, dentro de un listado más amplio que amenaza con dañar severamente las economías de Francia, Reino Unido, Alemania y España.

La subida de los aranceles impactará sobre un volumen de exportaciones españolas de 970 millones de euros, según un informe la organización agraria COAG.

Medidas inmediatas a nivel europeo

Si la medida anunciada por Trump se llevara a efecto, el Gobierno ha anunciado que pedirá a la Comisión Europea la adopción de acciones de respuesta frente a las subidas arancelarias sobre resoluciones anteriores de la OMC que le otorgaban a la UE el derecho de imponer contramedidas por valor de más de 4.000 millones de euros que nunca fueron aplicadas en toda su extensión.

“La UE ha conservado el derecho a restablecer la legislación necesaria para imponer contramedidas de manera inmediata en pleno cumplimiento de las normas de la OMC”, ha avisado Moncloa. Además, ha citado algunas de las medidas que va a solicitar “de manera inmediata” al organismo comunitario:

―La movilización de recursos financieros comunitarios en el marco de la
gestión de crisis para el sector agrícola, con el objeto de poder atender
las medidas necesarias para mitigar los efectos que puedan tener los
aranceles sobre el sector productor.

―La activación del mecanismo de ayuda para el almacenamiento privado
de aceite de oliva. Con este mecanismo se da una ayuda por tener
almacenado el aceite de oliva, cubriendo los costes financieros y de
almacenamiento.

―La activación de medidas de promoción de la PAC en terceros países para
los productos afectados.

Este mismo viernes, el ministro en funciones de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha afirmado que se está trabajando para que los aranceles impuestos por Estados Unidos “se limiten o se eliminen”. 

“No tiene ningún sentido que el conflicto sobre la financiación de la construcción de aviones acabe derivando en una guerra agroalimentaria que no es buena para los ciudadanos, especialmente los europeos, y tampoco para los norteamericanos, pero sobre todo es injusta para nuestros productores afectados de aceite de oliva, de aceituna, de vino, de porcino o de cítricos”, ha señalado el ministro en Onda Cero.

ESPACIO ECO