POLÍTICA
23/08/2021 08:23 CEST

El Gobierno declarará como zonas catastróficas aquellas afectadas por el incendio de Ávila

Sánchez ha mostrado “compromiso total” con los territorios arrasados durante una visita.

EFE
Incendio Ávila.

El Consejo de Ministros aprobará el 24 de agosto declarar como zonas gravemente afectadas por emergencia de Protección Civil (zona catastrófica) “todas y cada una de las comunidades que han sufrido incendios este verano y otro tipo de catástrofes naturales”, ha anunciado este domingo el presidente Pedro Sánchez.

En una comparecencia sin preguntas ante los medios de comunicación tras visitar parte de la zona afectada por las llamas en la provincia de Ávila y reunirse con alcaldes, Sánchez ha mostrado el “compromiso total” del Gobierno con los territorios arrasados y ha hecho un llamamiento para que todas las administraciones destinen recursos para recuperar la normalidad cuanto antes.

Acompañado por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, el jefe del Ejecutivo ha subrayado que “el compromiso del Gobierno de España es total” y ha añadido que una vez mitigados los incendios, las instituciones deberán “poner los recursos para recuperar la normalidad y las oportunidades y el desarrollo de estos maravillosos territorios”.

 

"Unidad ante un enemigo común"

En este contexto, Pedro Sánchez ha pedido que “ante un enemigo común” que obedece a cuestiones climatológicas como los incendios es necesario que los gobiernos e instituciones vayan “de la mano” y trabajen “codo con codo”, porque a su juicio “la unidad es primordial”.

Al respecto, Sánchez ha subrayado “lo bien” que han trabajado en este tipo de catástrofes los Gobiernos autonómicos y el Ejecutivo central.

En su intervención, el presidente del Gobierno ha agradecido el trabajo del amplio operativo desplegado en el incendio de Navalacruz y Cepeda de la Mora, que habría quemado unas 22.000 hectáreas según el sistema de teledetección europeo Copérnicus, a la vez que ha agradecido la solidaridad de los vecinos de otros pueblos, que tratan de colaborar con las localidades afectadas.

Además de subrayar el “compromiso” del Gobierno central y del resto de instituciones con los perjudicados, ha hecho referencia a que los fuegos en España y en otros países se están “convirtiendo en una tónica habitual con más cadencia e impacto sobre el territorio”, fruto del “calentamiento global” y del “cambio climático”.

También ha recordado que el fuego, además de “arrasar” con el patrimonio natural y la biodiversidad, produce un “desgarro material y emocional” en quienes pierden sus entornos, así como sus hogares, sus cultivos y sus condiciones de trabajo.

El jefe del Ejecutivo ha concluido su intervención haciendo un llamamiento de “precaución y prevención” a la población para evitar este tipo de siniestros, ya que actualmente se corre un “extraordinario riesgo” debido a las elevadas temperaturas