El Gobierno denuncia que los móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles fueron espiados con Pegasus

Y entrega dos informes técnicos a la justicia.
Pedro Sánchez y Margarita Robles.
Pedro Sánchez y Margarita Robles.
Carlos Alvarez via Getty Images

El Gobierno denuncia ante la Audiencia Nacional que los móviles de Pedro Sánchez y Margarita Robles también se infectaron en 2021 a través del sistema de espionaje Pegasus.

En conferencia de prensa urgente, el ministro de la Presidencia Félix Bolaños ha detallado que los terminales del presidente y de la ministra de Defensa se infectaron en mayo y en junio de 2021, respectivamente.

“Existe constancia de que el software Pegasus ha sido utilizado en al menos 20 países, queremos que la Justicia investigue”, ha comentado desde Moncloa.

Bolaños ha insistido en que los informes técnicos del Centro Criptológico Nacional responden a “hechos contrastados y que son fehacientes y de enorme gravedad” y que “no son suposiciones”.

“No hay pruebas de ninguna intrusión posterior a estas fechas”

- Félix Bolaños, ministro de Presidencia

A raíz de estas conclusiones, el Gobierno está verificando también si otros miembros del Ejecutivo han sufrido espionaje y Bolaños ha confirmado que el resultado de la investigación se dará a conocer lo antes posible. Además, ha anunciado también que “reforzará las medidas de seguridad” en los sistemas de comunicación oficiales.

La investigación terminó este mismo domingo 1 de mayo y arrancó sobre el presunto espionaje a los líderes independentistas que dio a conocer The New Yorker.

Según han informado a EFE fuentes jurídicas, el juez José Luis Calama, titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional y en funciones de guardia, ha acordado remitir la denuncia al Juzgado Decano para que se proceda a su reparto al que por turno corresponda.

La invasión

En mayor detalle, el informe ha reflejado que el teléfono del presidente sufrió dos intervenciones en mayo y junio de 2021. En la primera de ellas, el software extrajo 2,6 gigas de datos y en la segunda 130 megas.

Respecto al espionaje a la titular de Defensa, Pegasus extrajo 9 megas de datos.

Bolaños ha comentado que se tratan de intervenciones “no oficiales y sin autorización judicial”. Sin determinar de donde procede el espionaje solo hay opción de que sea otro país o alguna multinacional como únicas organizaciones con acceso a Pegasus.

Un fallo “inasumible”

Una de las primeras voces críticas del Consejo de Ministros ha sido la de Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales que ha criticado la brecha en la seguridad del Estado.

“Es imprescindible depurar responsabilidades”, ha comentado la ministra de redes sociales.

Desde Madrid, el líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo se ha mostrado “sorprendido” y ha hablado de “casualidad política”. “Nos ha sorprendido que el supuesto espionaje realizado en 2021 se haya conocido hoy”, ha expresado.

No obstante, previo al acto del 2 de mayo, ha insistido en que el Gobierno cuenta con “el apoyo inequívoco” para preservar la seguridad de los poderes del Estado.

“Estamos con las instituciones y con quienes las representan pero no estamos con los que quieren fracturar las instituciones del Estado”, ha comentado.

Y ha insistido en que “queda acreditado de que el Estado se tiene que proteger” y rechaza el acuerdo del Gobierno con los independentistas vascos y catalanes para que participen en los secretos de Estado.