NOTICIAS
04/03/2020 08:18 CET | Actualizado 04/03/2020 08:48 CET

El Gobierno prepara ya un paquete de medidas para aliviar los efectos del coronavirus en las empresas

La UE crea un equipo de coordinación para afrontar la enfermedad mientras EEUU recorta medio punto los tipos de interés.

EFE
Llegada en ambulancia al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) en Oviedo de hombre de 32 años.

El coronavirus, que ha dejado su primer fallecido en Valencia y que mantiene a más de 150 personas contagiadas en toda España, abre un nuevo frente de preocupación para el Gobierno: que empresas que son solventes se vean seriamente perjudicadas por esta crisis sanitaria.

Ante la perspectiva de que el coronavirus vaya a más, el Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez prepara ya un paquete de medidas de liquidez para que las compañías no sufran efectos similares a los de noviembre de 2008, cuando comenzó la crisis financiera -tal y como ha adelantado El País-. 

Por el momento, la vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, prevé que el shock provocado por el coronavirus sea corto en el tiempo y con efectos limitados, lo que vendrá seguido de una recuperación: “Será poco significativo y de corta duración”, tras lo que vendrá “una recuperación en trimestres posteriores”, ha declarado Calviño esta semana en el Senado. 

Pese a esta previsión, el Gobierno trabaja ya en medidas concretas de liquidez para empresas en apuros, similares a las previstas para el Brexit. Así, las compañías podrán pedir créditos blandos al Instituto de Crédito Oficial (ICO).

Además, el departamento de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, valora la posibilidad de que trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) como consecuencia del coronavirus no consuman paro. 

Se está definiendo también un protocolo de riesgos laborales parecido al que se puso en marcha con la crisis de las vacas locas -que tuvo su impacto durante la primera década del siglo-, y que incluye medidas como la higiene específica de las manos, no llevar pulseras, anillos o maquillaje y recogerse el pelo, entre otras.  

Respuesta europea 

Las medidas del Ejecutivo se sumarían a las coordinadas desde Bruselas, después de que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, anunciase este lunes la creación de un equipo de respuesta al coronavirus en la Unión Europea, formado por cinco comisarios, que coordinará las acciones en materia económica, sanitaria y de movilidad que se llevan a cabo desde la llegada del brote a Europa.

En ese contexto, se discutirá sobre cómo aplicar una cierta flexibilidad en el corsé que imponen las reglas fiscales europeas, de manera que los gastos extras relacionados con la crisis sanitaria no cuenten para los objetivos de déficit. 

Asimismo, este miércoles Calviño también analizará la situación en una conversación telefónica -a las 14:00 horas- con los demás ministros europeos y con representantes del FMI.

El equipo de respuesta a la crisis por el coronavirus estará formado por los comisarios de Salud, Stella Kyriakides; Gestión de Crisis, Janez Lenarcic; Transporte, Adina Valean; Interior, Ylva Johansson, y Economía, Paolo Gentiloni.

En paralelo a estas medidas desde Europa, la Reserva Federal de EEUU dio este martes un paso al frente en medio de la creciente preocupación de un frenazo económico por la expansión global del coronavirus, con un recorte de emergencia de medio punto en los tipos de interés, algo no visto desde la crisis financiera de 2008-09.

Cerca de 91.000 casos a nivel mundial

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha informado de que se han registrado 90.870 casos confirmados de coronavirus en el mundo, de los cuales 1.922 corresponden a las últimas 24 horas.

El 80% de estos últimos se concentran en Italia, Irán y Corea del Sur.

En China, los casos se elevan a 80.304, de los que 130 son nuevos, lo que representa la menor cifra diaria registrada desde el pasado 20 de enero.

Los fallecidos por el COVID-19 en China se elevan a 2.946 y 166 en el resto del mundo, según los datos diarios comunicados por la OMS. 

Andorra, Jordania, Letonia, Marruecos, Portugal, Arabia Saudí, Senegal y Túnez anunciaron casos en el último día, lo que ha llevado a la organización a destacar que “el aumento de casos en la región del Mediterráneo oriental es motivo de gran preocupación”.