POLÍTICA
26/08/2019 09:11 CEST

El Gobierno prevé empezar a quitar las concertinas antes de final de año

La nueva estructura tendrá 10 metros de altura y estará coronada por un material no lesivo

Las concertinas que coronan las vallas de Ceuta y Melilla para disuadir la entrada de migrantes en España empezarán a retirarse antes de que acabe el año. El Gobierno apunta a ese horizonte como fecha definitiva para prescindir de un material lesivo para quienes saltan la valla y cuya eficacia está muy cuestionada. La retirada de estas alambradas con cuchillas fue una promesa del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, nada más llegar al cargo. La complejidad del proyecto –técnica, sobre todo política, al tratarse de un asunto delicado para Marruecos- ha retrasado el plan más de lo esperado.

 

VODAFONE PARA EL HUFFPOST