ECONOMÍA
25/05/2020 14:17 CEST | Actualizado 25/05/2020 14:18 CEST

El grupo de moda LVMH sale de compras en el confinamiento

Arnault sale al rescate de Lagardere Capital y anuncia que compra el 25% de su capital social.

ERIC PIERMONT via Getty Images

Se trata de la primera gran operación en el sector del lujo desde que Francia está confinada por la pandemia del coronavirus. Bernard Arnault, el multimillonario dueño del grupo de moda de lujo LVMH, ha acordado comprar una participación en la compañía holding del multimillonario francés Arnaud Lagardere, según han comunicado al mercado.

Lagardere (LCM) es un grupo multinacional de medios de comunicación y editorial que lleva años enfrentado a uno de sus inversores de referencia, el millonario fondo de inversión Amber Capital. Amber ha intentado, por todos los medios, que terceros inversores como Vicent Bollore y Vivendi entrasen en el capital de Lagardere para apoyar sus postulados.

Arnault finalmente ha salido al rescate de Lagardere Capital y ha anunciado que  compra el 25% del capital social. El enlace, según el comunicado conjunto,  “fortalecerá la estructura corporativa y las capacidades financieras de LCM. Además habrá una entrada en el Consejo de Administración por parte de la familia Arnault.

Amber, en las últimas semanas, ha incrementado su capital en Lagardere hasta el 18%, lo que confirma su intentos de controlar al grupo de medios francés. Lagardere ha sido objeto de críticas durante mucho tiempo por su mezcla de negocios y por el bajo rendimiento en el mercado de valores: sus acciones no terminan de levantar cabeza.

No se ha comunicado el precio que pagará la familia Arnault por el control del 25% del capital, pero el movimiento también refuerza los lazos familiares entre Arnault y Lagardere. Las dos sagas de multimillonarios empresarios franceses intentan, de esta manera, mantener el control empresarial made in Francia en tiempos de enormes deudas y caída de la demanda.

La debilidad de las economía y de las cuentas de resultados como consecuencia del coronavirus, a juicio de los expertos, provocará fusiones y toma de participaciones para intentar defenderse de ser compradas a precios irisorrios debido a la fuerte caída de los mercados accionarios e independientemente del potencial.