NOTICIAS
09/02/2021 12:24 CET | Actualizado 09/02/2021 20:58 CET

El hermano de la novia de la polémica boda: "Vosotros también lo haríais, es una cosa absolutamente normal"

"Todo el mundo lo haría".

La polémica boda que se celebró este sábado en el Casino de Madrid, en la que ni los asistentes ni los novios llevaban mascarilla en algunos vídeos publicados, sigue trayendo cola. Después de que Fernando Simón mostrase su estupefacción por las imágenes y de que la Comunidad de Madrid anunciase que abrirá una investigación, ahora es Javier Ungría, hermano de la novia, quien ha hablado.

“La boda fue fenomenal y respetamos todas las medidas de seguridad que nos planteó el Casino y no hubo ningún tipo de problema”, ha afirmado antes de admitir que “casi todos” se habían hecho PCR aunque “no era un requisito fundamental del sitio”, sino “voluntario de cada uno”.

Sobre la investigación que se abierto, ha afirmado que “cuando comprueben que estaba todo dentro de la legalidad estará todo en orden”. “Nos sentamos en mesas de cuatro, a dos metros de distancia. Obviamente, cuando entran los novios te levantas de la mesa pero porque te has quitado la mascarilla cuando vas a comer. Vosotros también lo haríais, todo el mundo lo haría, es una cosa absolutamente normal”.

“Lo que pasa”, según dice Ungría, “es que tú ves una foto de la gente de pie y tal y parece que está todo el mundo ahí de pie, sin mascarilla y tal, y no es así”. “Se magnifica mucho todo y hay gente que es fácil atizar siempre”, ha lamentado.

Fernando Simón no ha podido ser más claro al respecto de la boda, cuyos novios eran Jaime Navarro, exjugador de la cantera del Real Madrid, y Beatriz Ungría: ”¿Qué quieren que les diga? No tiene ningún sentido que sigamos insistiendo en algo que todos sabemos”. 

“Ahora mismo, quien no cumple las normas de prevención, sabe que no las está cumpliendo”, ha señalado el epidemiólogo. 

Simón ha explicado que él puede entender “que estamos en el ámbito de una boda”, lo provoca que la gente se sienta cómoda y feliz y que tenga “ganas de expansionarse” porque “el amor fluye” y hace que esas medidas para evitar la propagación del virus se relajen. 

“Tenemos que ser conscientes de los riesgos a los que seguimos exponiendo a todos ya sea en una boda, ya sea yendo en transporte público, ya sea en el trabajo o en cualquier otro sitio. Tenemos que ser conscientes de que una gran parte del control de esta epidemia depende de cada uno de nosotros”, ha señalado Simón. 

Photo gallery Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU See Gallery

NUEVOS TIEMPOS