ECONOMÍA
14/08/2020 18:30 CEST

El impacto económico de las nuevas medidas: así pueden afectar al ocio nocturno

Más de 25.000 empresas con más de 200.000 trabajadores sufrirán las consecuencias del cierre de las discotecas.

JOSEP LAGO via Getty Images
Una manifestación en contra del cierre de las discotecas en Barcelona el pasado 29 de julio.

Desolación. Esa es la sensación que tienen miles de empresarios del ocio nocturno tras la decisión tomada este viernes por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas de cerrar las discotecas en todo el país ante el aumento de los contagios por coronavirus. Un sector que cuenta con más de 25.000 empresas y 200.000 trabajadores, cuyo futuro está en el aire. 

El cierre de los locales de ocio nocturno a nivel estatal ha pillado por sorpresa a las asociaciones empresariales, que no han recibido ninguna comunicación por parte de Sanidad antes de tomar la decisión. 

Antes del cierre de todas las discotecas, muchas comunidades autónomas ya habían decretado restricciones que limitaban su funcionamiento. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid había impuesto el cierre de los locales a las 1:30 horas, restringido el aforo al 40% en las discotecas y prohibido las pistas de baile. 

El cierre de las discotecas supone un duro golpe para el sector del ocio nocturno, que representa el 1,8% del producto interior bruto y factura unos 20.000 millones de euros al año, según los cálculos España de Noche, la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos. Este año las ventas iban a ser menores, debido a las restricciones al turismo. 

Un bar especial, como se conoce en la jerga empresarial a los disco-bares, bares de copas, disco-pubs o bares musicales, situado en la ciudad de Madrid pierde de media unos 25.000 euros al mes por estar cerrado, según la Plataforma por el Ocio de Madrid.

Las pérdidas mensuales oscilan entre los 5.000 y los 25.000 euros"España de Noche

“A nivel nacional, las pérdidas mensuales oscilan entre los 5.000 euros de un local de un pueblo o una ciudad pequeña y los 25.000 euros de los bares especiales de las grandes capitales”, explican desde España de Noche.

Las pérdidas son todavía mayores si se trata de las grandes discotecas de la capital, como Kapital o Joy Eslava, cuyos alquileres pueden situarse en los 30.000 euros. Se dejarían más de 100.000 euros al mes. 

Los más de 200.000 trabajadores vinculados con el sector de las discotecas podrían verse abocados a volver a ser incluidos en los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a no salir de ellos por el momento o a los despidos, si se producen cierres. La patronal estatal no cuenta con cifras de cuántos trabajadores se habían reincorporado a la actividad.

Muchos empresarios lamentan que haya cambios continuos en la normativa, que les impide planificarse. “La situación cambia cada día. El escenario cambia cada cuarto de hora. Un local que se planteaba sacar a los trabajadores del ERTE en septiembre, ahora puede estar pensando en cerrar”, afirma Víctor Pérez, presidente de la Federación de Ocio, Turismo y Juego de la Comunidad Valenciana

Ayudas para el alquiler y extender los ERTE

Las asociaciones de autonómos han pedido al Gobierno que extienda medidas de protección para las empresas del ocio nocturno, que tienen que cerrar sus negocios. 

“El Gobierno debe implementar ayudas extraordinarias a todos los autónomos y empresas a las que se les va a obligar cerrar su negocio”, señala Lorenzo Amor, presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos.

Esta asociación —mayoritaria en el colectivo y vinculada a la CEOE— ha pedido una serie de medidas que deberían estar vigentes, en su opinión, hasta el 1 de abril de 2021. Se trataría de la extensión de los ERTE, el restablecimiento de la prestación extraordinaria por cese de actividad para los trabajadores autónomos [los dueños de muchos bares son autónomos] y la extensión de las líneas de liquidez del Instituto de Crédito Oficial (ICO). 

La petición de recuperar la prestación extraordinaria —que llegaron a cobrar más de 1,4 millones de trabajadores autónomos— también ha sido respaldada por María José Landaburu, secretaria general de la asociación UATAE.

Los empresarios del sector de la noche confían en que el Gobierno apruebe medidas como ayudas para los alquileres y la extensión de los ERTE, que está siendo negociada entre el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales. 

El sector alerta de que si no se concedieran estas ayudas, la situación sería mucho peor y la gran mayoría de los negocios se vería obligado a cerrar la persiana. “El 80% del ocio nocturno presentaría en noviembre preconcurso de acreedores”, Joaquim Boadas, secretario general de Spain NightLife, en declaraciones a Europa Press.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

EL HUFFPOST PARA ALIEXPRESS