INTERNACIONAL
13/10/2020 12:04 CEST | Actualizado 13/10/2020 12:05 CEST

El jefe de Gabinete de la Casa Blanca se niega a hablar con la prensa al pedirle que no se quite la mascarilla

Mark Meadows se retiró el tapabocas, los periodistas con los que iba a hablar se quejaron y entonces decidió dejarlos plantados

El jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, se ha negado a hablar con la prensa esta pasada noche, después de que los informadores le haya pedido que no se quite la mascarilla para dirigirse a ellos. “No voy a hablar a través de una máscara”, afirmó Meadows, después de que los periodistas le pidiesen que no se la retirase para ofrecer sus declaraciones, algo que acababa de hacer un segundo antes.

El jefe de gabinete de la Casa Blanca había movido hacia atrás el pie del micrófono que iba a utilizar para hablar, pero los periodistas le pidieron que la mantuviese puesta. Distancia, sí, pero también cubrebocas. Algo que -por más que lo recomienden todos los sanitarios del mundo para pelear contra el coronavirus- al jefe del equipo del presidente Donald Trump no le hizo maldita gracia, como puedes ver en el vídeo que abre esta noticia. 

Hay que recordar que el mandatario republicano dio positivo en Covid-19 hace diez días. Este domingo, el propio Trump aseguraba que ya no tiene el coronavirus y que además es “inmune” a la nueva enfermedad, tras haber desarrollado anticuerpos, unas declaraciones por las que numerosos médicos se le echaron encima.

Ahora, dice, espera reanudar en breve la campaña completa en pro de su reelección en las elecciones presidenciales del 3 de noviembre. “Sí, y no solo eso. Parece que soy inmune. Puedo salir del sótano, aunque lo hubiera hecho de todas formas”, llegó a decir Trump, quien anoche, cumpliendo esa promesa, ya tuvo un primer mitin masivo en Florida. Un encuentro con simpatizantes en el que dijo que ya no puede infectar y en el que fue ofreciendo besos a “chicos” y “mujeres hermosas”. Por si hiciera falta recordarlo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) insiste en que nada de besos ni de abrazos ni de contacto físico.

El propio Trump, cuando le dieron el alta, lo primero que hizo al llegar a la Casa Blanca fue quitarse la mascarilla, tal y como esta noche ha hecho su jefe de Gabinete. Poco después, en su primera comparecencia con público en el edificio, también se la quitó, aunque los asistentes estaban en un nivel más bajo que el presidente y a una distancia importante. 

La Casa Blanca ha sido un importarte foco de coronavirus, donde se han confirmado una veintena de infecciones por parte de personas muy cercanas a Trump.

Consulta aquí toda la información sobre las elecciones de EEUU  

Photo gallery Trump, contagiado de coronavirus See Gallery

asdasasd

NUEVOS TIEMPOS