POLÍTICA
03/02/2020 13:16 CET

El jefe de la investigación del 1-O dice que Trapero fue ascendido para garantizar los intereses del Govern

El teniente coronel de la Guardia Civil ha asegurado que el ascenso de José Luis Trapero a mayor de la policía autonómica tenía como objetivo garantizar el proceso independentista en Cataluña.

RTVE
Daniel Baena en una imagen de RTVE

El teniente coronel de la Guardia Civil Daniel Baena, jefe de la policía judicial a cargo de la investigación del 1-O, ha asegurado este lunes en el juicio que sigue la Audiencia Nacional contra la ex cúpula de los Mossos d’Esquadra que el ascenso de José Luis Trapero a mayor de la policía autonómica tenía como objetivo garantizar el proceso independentista en Cataluña.

A preguntas del fiscal Pedro Rubira ha explicado que del análisis del documento “Enfocats” incautado en el domicilio de Josep María Jové, el que fuera “número dos” del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, y de una nota interna de los Mossos firmada por el propio Trapero en noviembre de 2015, se ha corroborado que su nombramiento era una “forma de blindarle al frente” de la policía autonómica.

Según ha indicado el teniente coronel de la Guardia Civil durante su declaración como testigo ―donde la señal institucional no le ha enfocado para preservar su imagen― en el documento que marca la “hoja de ruta del proceso hacia la independencia” se señalaba que ya existían “consolidadas” dos estructuras de Estado de cara a un “nuevo país independiente”, que eran los Mossos d’Esquadra y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI), las cuales tan sólo habría que “adaptarlas, redimensionarlas y orientarlas” hacia los objetivos del proceso independentista.

Dotar de liderazgo a Trapero era “fundamental”

Así, según el testigo, el nombramiento de Trapero como mayor, algo que no había ocurrido en diez años, ha apuntado, “es la forma de adaptar la institución de los Mossos como dice el Enfocats” y “garantizar los intereses del Govern”. Ha continuado diciendo que dotar de “liderazgo” a Trapero era “fundamental” también para “garantizar el fin del referéndum”.

En este sentido, ha hecho hincapié en un documento interno de la policía autonómica firmado por Trapero en noviembre de 2015 que, a juicio de Baena, resulta “curioso” porque ordenaba que todas las diligencias judiciales practicadas primero debían pasar por él, antes de transmitirlas al juzgado correspondiente, y en el que señala que ”él se haría responsable”.

Ante esta revelación, el fiscal ha interrumpido el interrogatorio para señalar al tribunal que no conocía dicha nota, por lo que ha interesado su incorporación a la causa. Sin embargo, las defensas de los acusados, y en especial la de Trapero, ejercida por la abogada Olga Tubau, se han opuesto a este hecho, al entender que genera “indefensión” porque es anterior al escrito de acusación del Ministerio Público.

Además, ha indicado que el propio mayor trasladó esta instrucción a sus subordinados al fiscal jefe de la Audiencia Nacional en 2015, órgano que ya estaba investigando hechos relacionados con el “procés”, y que por tanto no es desconocido para el Ministerio Público. Finalmente, el tribunal presidido por la magistrada Concepción Espejel no ha admitido su incorporación al procedimiento.

Photo gallery Trapero en la Audiencia Nacional See Gallery

EL HUFFPOST PARA EVO