POLÍTICA
24/09/2021 14:36 CEST | Actualizado 24/09/2021 14:53 CEST

El Supremo envía al juez italiano la orden de detención de Puigdemont

El magistrado Llarena dice que la euroorden está activa.

EL HUFFPOST
Oficio enviado por Pablo Llarena al juez italiano.

El magistrado del Supremo Pablo Llarena, que instruye la causa contra el expresident de Cataluña Carles Puigdemont, ha remitido a la autoridades judiciales italianas la euroorden cursada el 14 de octubre de 2019 contra él por sedición y malversación así como la cuestión prejudicial planteada al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

Lo ha hecho a través de un oficio enviado al representante de España en Eurojust para que remita sendos documentos al Tribunal de Apelación de Sassari (Italia), que tenía previsto celebrar a partir de las 14.00 horas una audiencia de convalidación del arresto, en la que deberá determinar si le deja en libertad, acuerda medidas cautelares o bien le envía a prisión provisional.

EL HUFFPOST
Oficio enviado por Pablo Llarena al juez italiano.

Llarena ha dado este paso una vez le ha sido comunicada la detención del expresident, huido de la Justicia española desde octubre de 2017, mediante la oficina de intercambio de información internacional SIRENE.

En su escrito dirigido a las autoridades judiciales italianas, el magistrado deja claro una serie de cuestiones: que la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) está “actualmente en vigor” y que “el procedimiento judicial del que deriva la euroorden está activo y pendiente de la captura de los procesados en situación de rebeldía”.

Pero también que la tramitación de la cuestión prejudicial en el Tribunal de Justicia de la UE “no modifica la situación en que se encuentra actualmente el procedimiento, sin perjuicio de que deba acomodarse en su día a la interpretación que del derecho europeo, y sobre las estrictas cuestiones suscitadas, realice el TJUE”.

Llarena precisa en su oficio que se ha pedido la traducción al italiano de la OEDE y la cuestión prejudicial y estima que podrá ser remitida el próximo 27 de septiembre al tribunal de Sassari, al que subraya que “que se remitirá cuanta documentación sea precisa”.

Esta actuación de Llarena era previsible en tanto en cuanto cabía esperar también que las autoridades judiciales italianas contactasen con las españolas para preguntar si la OEDE sigue en vigor y comprobar la equivalencia de los delitos de sedición y malversación en el derecho italiano, algo que no menciona el magistrado.

Puigdemont fue arrestado anoche a su llegada al aeropuerto de Alguer por una orden cursada por el Tribunal Supremo y trasladado a la cárcel de Sassari, en la isla italiana de Cerdeña, a la espera de pasar a disposición judicial, lo que ocurrirá hoy.

Las autoridades judiciales italianas han ejecutado la orden europea de detención porque el expresident ya no goza de la inmunidad parlamentaria como eurodiputado desde el pasado 30 de julio, cuando se la retiró la Justicia europea.