POLÍTICA
28/08/2019 09:18 CEST | Actualizado 28/08/2019 12:20 CEST

El Open Arms y Cataluña ponen a prueba la relación entre PSOE y Podemos

Hay puntos en común, pero las diferencias siguen ahí... Y el 23 de septiembre cada vez está más cerca.

El HuffPost
Imagen de archivo de Sánchez e Iglesias.

Entre rumores de que un ala de Unidas Podemos defiende que Pablo Iglesias recapacite y acepte ahora la última oferta de coalición que le planteó Pedro Sánchez en julio, justo antes de la investidura fallida, la realidad: la gestión de la crisis del Open Arms y la visión sobre el conflicto catalán han puesto a prueba  la relación entre ambos partidos. De momento, vía la Diputación Permanente del Congreso, la formación morada ha logrado que la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, vaya el jueves a un pleno extraordinario sobre el barco humanitario.

El regreso a la rutina parlamentaria, el llamado periodo de sesiones, se vislumbra intenso y frenético porque está previsto que prácticamente todos los ministros en funciones acudan entre la semana próxima y la siguiente a las comisiones respectivas para informar sobre asuntos de su campo de gestión.

Habrá una primera quincena de mes cargada de comparecencias de ministros para abordar la crisis alimentaria de la listeriosis, los incendios de este verano, las inundaciones que han provocado temporales recientes, las huelgas de personal de Renfe y Aena o la planificación del operativo de seguridad con ocasión del G7.

Éste ha sido el compromiso del Gobierno, y por ello, antes de la votación, se han retirado más de la mitad de las solicitudes de comparecencia.

Pero una cuestión ha atraído este martes el foco político y el interés mediático: la situación que vivió el barco Open Arms al no poder atracar durante días en puerto europeo para que desembarcaran más de un centenar de migrantes rescatados en el Mediterráneo.

Open Arms: qué se hizo y por qué

En la Diputación Permanente se han debatido y votado dos peticiones de comparecencia al respecto: la del presidente en funciones, Pedro Sánchez, que cursaron PP y Cs; y la de la vicepresidenta, Carmen Calvo, que formularon Unidas Podemos y ERC, entre otros.

La primera ha sido rechazada porque Unidas Podemos no se ha unido a PP, Cs y Vox, pero la segunda sí ha salido adelante porque tanto los diputados populares como los de Ciudadanos han mantenido su idea de que alguien del Gobierno, aunque no sea Sánchez, debe explicar qué se hizo y por qué. El PSOE ha votado en contra de las dos. 

Los de Pablo Iglesias, por tanto, se han llevado el gato al agua porque querían una comparecencia urgente de Calvo y la tendrán: el jueves a las 16.00 horas ante el pleno del Congreso.

Noelia Vera, de Unidos Podemos, ha lamentado que Calvo haya cometido una “falta muy grave” con las declaraciones que ha realizado durante la gestión de la crisis del Open Arms, que ha calificado de “tardía” y “torpe”.  Vera cree que debe ser Calvo quien comparezca, no el presidente, porque él estaba de vacaciones “muy a nuestro pesar también”, ha comentado.

Sánchez, sin fecha...

En este punto no ha habido vacilaciones por parte de Unidas Podemos, ni confusión tampoco, al contrario que en la solicitud de explicaciones al presidente sobre las dos últimas cumbres europeas.

Aquí, el grupo “morado” ha votado en contra de la propuesta del PP que abogaba por un pleno al respecto esta misma semana porque, aunque está a favor de que Sánchez dé explicaciones, no ve perentorio que las haga ya.
Tal y como ha anticipado el PSOE, el jefe del Ejecutivo irá a un pleno y explicará lo que sea menester, pero no ha trascendido la fecha.

Así el pasado martes ha sido un día de suspicacias y de lecturas políticas de todo cuanto se hacía y decía. Que Unidas Podemos haya facilitado que Sánchez no comparezca por el Open Arms, y sí Calvo, ha provocado contrariedad en PP y en Cs. 

La portavoz del grupo popular, Cayetana Álvarez de Toledo, ha tildado a la formación “morada” de ser “escudera” del presidente en funciones al impedir que sea él quien dé la cara por la “errática y caótica” gestión, así que se ha preguntado con ironía si Sánchez e Iglesias han acordado ya en qué ministerios aterrizará Podemos.

Ciudadanos ha visto en este tramo de la jornada la prueba de que los dos partidos de izquierdas tienen más cosas en común que diferencias.

... Y Cataluña

Sin embargo, la distancia entre PSOE y Unidas Podemos también se ha visualizado con claridad en la petición de comparecencia del ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, para que explicara el contenido de un informe de España Global sobre la coyuntura actual en Cataluña.

Podemos, aquí, ha sido muy crítico con el jefe de la diplomacia española y ha votado lo mismo que los peticionarios, ERC y JxCat. En cambio el PSOE, al emitir un “no”, se ha unido al bloque de PP, Cs y Vox.

Además de auscultar cómo respiran las relaciones entre socialistas y Podemos, las ocho horas de Diputación Permanente han permitido comprobar que entre los diputados de todas las formaciones sólo se habla de una cosa, básicamente: si habrá investidura antes del 23 de septiembre o si la legislatura acabará entonces. 

Por ahora, gana la segunda.

Photo gallery Pedro Sánchez es guapo y lo sabe See Gallery