NOTICIAS
17/08/2020 13:32 CEST | Actualizado 17/08/2020 14:17 CEST

País Vasco declara la emergencia sanitaria para frenar el virus con medidas más restrictivas

Contemplan más controles de aforo, limitación del transporte público y restricción en hostelería, pero la posibilidad de un toque de queda se aleja.

ANDER GILLENEA via Getty Images
Una mujer se somete a una prueba PCR este sábado en Azpeitia.

El País Vasco se encuentra desde este lunes en emergencia sanitaria debido al coronavirus. Es la primera comunidad autónoma que, ante el repunte de casos de las últimas semanas, regresa a la situación de marzo, en lo más duro de la pandemia. 

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha asumido el “mando único” que le permitirá tomar medidas adicionales a las acordadas el pasado viernes por el ministerio de Sanidad y las CCAA. Estas nuevas medidas específicas se conocerán el martes, pero todo apunta a que tendrán que ver con los aforos en hostelería, restricciones de acceso a determinadas zonas e incluso la posibilidad, cada vez más improbable, de decretar “toques de queda” para controlar la expansión del virus.

Los últimos datos dados a conocer este domingo recogen un total de 610 nuevos casos de covid-19 en Euskadi, lo que supone 35 más que en la jornada anterior. También aumentan las hospitalizaciones y, en este momento, hay 163 personas ingresadas en planta y 14 pacientes en las UCI.

Qué medidas se esperan

El primer encuentro del comité que conforma el LABI tendrá lugar el martes, día 18 y en el se adoptarán ya nuevas medidas, que podrían entrar en vigor al día siguiente, miércoles 19 de agosto.

Lo más probable es que el Comité LABI determinará medidas concretas de carácter restrictivo, que irán en la línea de restricción de aforos, de agrupación de personas, de horarios de hostelería, y en la adaptación del transporte público en horario nocturno. Además, el Gobierno vasco quiere que la obligatoriedad del uso de las mascarilla quede perfectamente definida.

Entre las medidas que se aplicarán en Euskadi unas serán de aplicación generalizada para toda la comunidad y otras serán “específicas y extraordinarias” que se establecerán exclusivamente en municipios, ámbitos o espacios especialmente afectados.

Además, se incorporarán las medidas acordadas por unanimidad en el consejo interterritorial de Sanidad que establecía la prohibición de fumar en la vía pública o al aire libre si no se pueden guardar dos metros de distancia de seguridad.

Asimismo, se acordó el cierre de todas las discotecas, salas de baile y bares de copas con y sin actuaciones en directo, una decisión que se conocía el mismo día en el que el TSJPV había ampliado el horario para el cierre de los establecimientos de ocio nocturno -pub hasta las tres y discotecas hasta las cinco-, que solo estará vigente hasta que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) las medidas adoptadas en el consejo interterritorial.

¿Habrá toque de queda?

La posibilidad de establecer un toque de queda ha estado sobre la mesa del Gobierno vasco durante semanas. El lehendakari, de hecho, mencionó la semana pasada la posibilidad de decretarlo. Es, sin embargo, una medida problemática sin el marco de un estado de alarma decretado por el Gobierno central.

El toque de queda contempla la prohibición de salir a la calle en una franja horaria determinada, lo cual afecta a los derechos fundamentales de los ciudadanos. Por ello, tendrían que ser los tribunales los que lo aprobasen y no parece probable que fuesen a hacerlo, dado el precedente de Cataluña, donde las medidas restrictivas decretadas por la Generalitat quedaron recortadas por los jueces.

NUEVOS TIEMPOS