El papa descarta abrir una investigación canónica contra el cardenal Ouellet acusado en una macrodemanda de agresión sexual

Según ha argumentado, "no hay elementos suficientes".
Papa Francisco.
Papa Francisco.
VINCENZO PINTO via Getty Images

El papa no abrirá una investigación canónica contra el cardenal Marc Ouellet, actual prefecto de la Congregación para los Obispos, que fue acusado de haber tocado inapropiadamente a una mujer entre 2008 y 2010 mientras era arzobispo de Quebec.

Según las explicaciones de la la Oficina de Prensa de la Santa Sede, el papa ha considerado que “no hay elementos suficientes” para investigar al purpurado.

“El papa Francisco declara que no hay elementos suficientes para abrir una investigación canónica por agresión sexual del cardenal Ouellet”, ha señalado en un comunicado el director de la Sala de Prensa vaticana, Matteo Bruni.

Bruni ha explicado que son las conclusiones a las que ha llegado el pontífice con base a “la investigación preliminar encomendada por el papa” elaborada por el sacerdote Jacques Servais, un teólogo encargado de investigar el asunto, que ha estimado a su vez que “no hay elementos para iniciar un juicio contra el cardenal Ouellet por agresión sexual”.

El director de la oficina de prensa del Vaticano ha citado a Servais y también ha señalado que la mujer denunciante no hizo ninguna “acusación que proporcionara material para tal investigación”, “ni en su informe escrito y enviado al Santo Padre, ni en el testimonio vía Zoom” recogido por este sacerdote “en presencia de un miembro del comité diocesano”.

Cardinal Marc Oullet.
Cardinal Marc Oullet.
EZEQUIEL BECERRA via Getty Images

Denunciado en una demanda colectiva

Según los documentos de la acción judicial admitida por el Tribunal Superior de Quebec en mayo pasado, Ouellet fue denunciado de agresión sexual en una demanda colectiva hecha pública el pasado martes en Canadá y que involucra a más de 80 miembros de la diócesis de Quebec.

El cardenal canadiense ha sido acusado por una mujer identificada como “F.” en los documentos judiciales presentados el martes de haber protagonizado varios tocamientos no deseados, incluyendo el deslizamiento de su mano por su espalda y el toque de sus nalgas en un evento de 2010 en la ciudad de Quebec.

La denuncia contra Ouellet es una de las dos querellas colectivas presentadas por el bufete de abogados Arsenault Dufresne Wee Avocats, con sede en Montreal. Las dos acciones legales colectivas han sido autorizadas recientemente por un juez de Quebec y el bufete de abogados tiene 90 días para presentar los documentos introductorios que detallan los presuntos delitos.

Uno de los abogados consideró en una entrevista que es “inevitable” que las acciones colectivas que su bufete presentó lleven a más personas a presentar una denuncia contra la Iglesia en las próximas semanas.

En la primera demanda, en la que se nombra a Ouellet, 101 personas han acusado a unos 88 sacerdotes o personal diocesano de agresión sexual. La archidiócesis de Quebec dijo en un comunicado el martes que estaba al tanto de las acusaciones, pero declinó hacer comentarios.