INTERNACIONAL
10/09/2019 09:38 CEST

El parlamento británico rechaza el adelanto electoral y cierra hasta el 14 de octubre

necesitaba el respaldo de dos tercios de los diputados, pero ha obtenido tan solo 293 de los 434 requeridos.

AFP

El Parlamento ha vuelto a echar por tierra los planes de Boris Johnson. Este lunes por la noche, en el último intento de adelantar elecciones al 15 de octubre antes de la suspensión de la Cámara, el primer ministro ha cosechado otro fracaso en forma de mayoría insuficiente.

El jefe de Gobierno necesitaba el respaldo de dos tercios de la Cámara de los Comunes para convocar unas elecciones, pero la oposición se ha conjurado, como ya hizo la semana pasada, para votar en contra de la propuesta, que ha obtenido 293 votos de los 434 requeridos. Acto seguido, las dos cámaras de Westminster han declarado el fin del periodo de sesiones y han echado el cierre hasta el 14 de octubre, tal y como ordenó el primer ministro a finales de agosto.

Sin embargo, el protagonista de otro día clave en un bucle que parece no terminar ha sido el portavoz de la Cámara, John Bercow, popularmente conocido como ‘Mr Order’, quien ha anunciado su renuncia a continuar como parlamentario en la próxima legislatura. Lo ha hecho entre lágrimas y después de 10 años presidiendo el órgano legislativo y 22 años como diputado.

Con este nuevo fracaso, sumado al triunfo de la oposición al aprobar una ley que impide el Brexit sin acuerdo, al ‘premier’ le quedan pocos escenarios de aquí al mencionado 31 de octubre. Máxime, con las cinco semanas de inactividad legislativa que afronta el Parlamento desde esta noche y hasta el 14 de octubre

Ese era el plan original de Boris, cerrar la Cámara para dejar sin tiempo a la oposición en su intento de bloquear un Brexit sin acuerdo. Pero las disensiones dentro del Partido Conservador y la fuga de parlamentarios rebeldes hicieron posible lo que él se imaginaba imposible: perder su mayoría parlamentaria.

Ahora, Boris Johnson puede verse forzado a presentar su dimisión o a pedir un nuevo aplazamiento a la Unión Europa, con fecha del 31 de enero, algo que él ha negado hacer con o sin ley que le conminase a ello:

“Prefiero estar muerto en una zanja que pedir otra prórroga que no valdría para nada”, ha llegado a afirmar recientemente. En el caso de retraso en los plazos de retirada, la oposición liderada por los laboristas de Jeremy Corbyn podría apoyarle en la convocatoria electoral.

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPACIO ECO