POLÍTICA
21/02/2019 12:37 CET | Actualizado 21/02/2019 12:37 CET

El Parlamento Europeo prohíbe un acto de La Falange por motivos de seguridad

El presidente del PE puede "evitar o parar" cualquier "perturbación del funcionamiento adecuado de las actividades parlamentarias".

Pablo Blazquez Dominguez via Getty Images
Simpatizantes de La Falange durante el 82 aniversario de Jose Antonio Primo de Rivera.

El presidente del Parlamento Europeo, el conservador italiano Antonio Tajani, ha decidido prohibir la rueda de prensa en la que iban a participar el próximo lunes varios miembros de los partidos de extrema derecha Falange Española y Democracia Nacional, al concluir que el acto plantea problemas de seguridad y amenaza la 'integridad y dignidad' de la institución europea.

La conferencia se programó bajo el título El futuro de las verdaderas fuerzas patrióticas en España para la unidad y la libertad y había sido organizada por el eurodiputado alemán Udo Voigt, del partido neonazi NPD, a quien ya en 2015 la Eurocámara le impidió celebrar otro evento por las mismas razones.

Las reglas de la institución confieren al presidente los poderes necesarios para garantizar la seguridad general en las dependencias de la Eurocámara y por ello puede "evitar o parar" cualquier "perturbación del funcionamiento adecuado de las actividades parlamentarias y salvaguardar la integridad de la institución", han explicado fuentes europarlamentarias.

Una recomendación de la dirección general de Comunicación

La decisión de Tajani se apoya en la aplicación de estas normas, tras la recomendación de la dirección general de Comunicación, y sigue la jurisprudencia marcada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea que en 2015 falló en contra del eurodiputado alemán.

El TUE confirmó entonces que "no existe un derecho incondicional de acceso a las instalaciones del Parlamento con fines de propaganda política" y que la sede de la Eurocámara "no es el lugar en donde todo el mundo pueda expresar enteramente sus deseos".

"La ley de la UE no da al público un derecho sin restricciones de acceso a sus edificios para que los usen para expresar sus opiniones ahí", de acuerdo al dictamen de la Justicia europea.

El acto, cuya conveniencia ya estaba siendo examinada por los servicios del Parlamento, provocó el malestar de un grupo de eurodiputados, que el miércoles escribieron a Tajani para reclamar que lo vetara por participar en él el presidente de la Falange, Manuel Andrino, y de Democracia Nacional, Pedro Chaparro, condenado éste último por el Tribunal Supremo por el asalto al Centro Cultural catalán Blanquerna, en Madrid, en septiembre de 2013.

La carta de queja la firmaron Josep-Maria Terricabras y Jordi Solé (ERC), Ana Miranda (BNG), Ramon Tremosa (PDeCAT), Izaskun Bilbao (PNV), Ernest Urtasun (ICV), Miguel Urbán (Podemos) y Marina Albiol (IU).

ESPECIAL PUBLICIDAD