INTERNACIONAL
13/10/2019 23:27 CEST | Actualizado 13/10/2019 23:28 CEST

El partido ultraconservador revalida su mayoría en Polonia

Gobernará en solitario y podrá aplicar sus polémicas reformas.

Carsten Koall via Getty Images

El partido gobernante en Polonia, la fuerza nacionalista-conservadora Ley y Justicia (PiS), habría las elecciones parlamentarias celebradas hoy en Polonia, donde los sondeos a pie de urna le otorgan una amplia victoria que le permitirá volver gobernar en solitario e imponer sus polémicas reformas.

Según el sondeo a pie de urna elaborado por el instituto IPSOS para medios locales, Ley y Justicia habría obtenido el 43,6% de los votos, lo que equivale a 239 escaños de los 460 que tiene el Parlamento polaco (Sejm).

La alianza liberal de centro-derecha Coalición Ciudadana (KO), fue la segunda fuerza más votada con un 27,4% de los sufragios (130 escaños), y la coalición de izquierdas quedó en tercer lugar con el 11,9% de los apoyos (43).

El Partido Campesino (PSL) queda como la cuarta formación en representación parlamentaria con un 9,6% (34 diputados), y la fuerza populista Confederación ocupa el quinto lugar con el 6,4% (13).

“Hemos logrado ganar a pesar del potente frente que se ha creado para atacarnos y derrotarnos”, dijo el presidente de Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, encargado de dar el primer discurso de victoria, aunque a lo largo de toda la campaña electoral el histórico líder de Ley y Justicia se ha mantenido en un discreto segundo plano.

La rotunda victoria de Ley y Justicia que adelanta el sondeo ya venía anunciada por todas las encuestas publicadas durante los últimos meses.

“Tenemos cuatro años de arduo trabajo por delante, porque Polonia debe cambiar más y seguir mejorando”, añadió un eufórico Kaczynski.

En 2015, Ley y Justicia obtuvo el 37,58% de los apoyos, lo que se tradujo en 235 escaños.

Desde la Coalición Ciudadana se reconoció la victoria de Ley y Justicia, y se anunció que se intentará cooperar con el resto de formaciones para evitar “que Varsovia se convierta en una nueva Budapest”, en referencia a las políticas del presidente húngaro, Victor Orban.

“Estas elecciones se producen tras cuatro años difíciles y una contienda electoral que no ha sido justa ni igualitaria, ya que nuestro oponente (PiS) ha usado técnicas injustas para derrotarnos”, dijo el líder de los liberales, Grzegorz Schetyna.

Mayor alegría se vivía en la sede de la alianza de izquierdas (coalición que aglutina a la izquierda, excomunistas y progresistas), que ve como las formaciones de izquierda vuelven al Parlamento polaco tras haber pasado la última legislatura sin representación parlamentaria.

El líder de la fuerza populista Confederación, Korwin Mikke, conocido por haber defendido en el Europarlamento que las mujeres ganen menos que los hombres, también se mostró exhultante ya que su formación vuelve a contar con diputados en Polonia.

La participación ha sido del 61%, mucho más alta que la registrada hace cuatro años, cuando apenas el 50% de los polacos acudieron a las urnas.

El anuncio de los primeros resultados oficiales con datos del recuento, que comenzó tras el cierre de las urnas a las 19:00 horas GMT, se espera a partir de mañana. 

ESPACIO ECO