INTERNACIONAL
28/05/2019 12:52 CEST | Actualizado 28/05/2019 16:17 CEST

El Pentágono reconoce por primera vez que está investigando la presencia de OVNIs

Hay informes que confirman la existencia de algunos casos. Los científicos lo califican de "noticia bomba".

Ivan Cholakov via Getty Images

Noticia bomba. El portavoz del Departamento de Defensa de EEUU, Christopher Sherwood, ha reconocido por primera vez que Estados Unidos está investigando el fenómeno de los OVNIs y confirma que hay informes sobre la existencia de varios casos. 

En una entrevista para The New York Post, Sherwood ha señalado que el Departamento “continuará investigando los informes de aeronavez ni identificadas encontradas por aviadores militares de EEUU para garantizar la defensa de la patria y la protección contra la sorpresa estratégica de los adversarios de la nación”. 

Ha explicado que “el Departamento de Defensa siempre está preocupado por mantener una identificación positiva de todos los aparatos voladores”. Confirma que existe “una iniciativa secreta” del gobierno llamada Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales (AATIP) que “estudia e investiga fenómenos aéreos no identificados”. 

Algunos expertos lo califican de “revelación bomba”, ya que es la primera vez que las instituciones americanas reconocen la existencia de este tipo de investigadores. 

En Europa se avistan menos, en EEUU más 

En Europa, varias entidades han dejado constancia de los avistamientos de objetos voladores no identificados por parte de varios ciudadanos. Entre ellos, el Comité Belga de Estudio de Fenómenos Espaciales (COBEPS), como cuenta El País. Cada año, estas instituciones hacen públicos los datos de alertas de este tipo y el resultado es que en los últimos seis años se han visto una media de unos cinco al día. Aunque aún no hay datos de 2018, la tendencia es a la baja comparado con años anteriores. 

Por el contrario, en Estados Unidos ha habido un incremento de avistamientos en zonas controladas por el Ejército. Hasta el punto de que la Armada ha tenido que establecer un nuevo protocolo de acción en el que aún están trabajando.